13 sep. 2010

¿Por qué odiamos a Paul Anderson?


Por Slaughter Kraken.

Te traumaste, quisiste dejar de jugarlo y no quisiste dejar de jugarlo, te pusiste nervioso cuando se abría una puerta y te dabas cuenta que era un maldito zombie o una plétora de ellos, te sentiste desesperado cuando tenías tu estado en Danger y no había ni una maldita yerba o un spray a tu alcance, te dieron ganas de ir al baño y te amarraste un alambre hasta saber en qué iba a terminar la maldita plática. En fin, ya no escribiré más sobre emociones porque cada vez que lo hago quiero condenarlo a la Santa Inquisición. ¿Todavía no les digo a quién?  A esta basura:


Él es Paul Anderson… Pero qué… qué esperan, es el momento de escupir y orinar sus monitores. ¿Qué razones hay para odiarlo tanto? Bueno, de entrada no hay que odiarlo tanto, algo bueno debe tener el muchacho… una hermana, una prima, algo. Pero sí hay que odiarlo porque cometió un hecho imperdonable: Hizo comida de burro los videojuegos de Resident Evil.

Para los que no conocen esta saga tienen tres caminos: 1.-Vayan a su Elektra más cercano, compren un Play Station, adquieran los juegos con su pirata de confianza y disfrútenlos. 2.- Sigan leyendo este artículo que yo les estoy escribiendo pensando en ustedes o 3.- Lárguense de aquí a ver sus telenovelas, dejan salir el gas de su estufa por 4 horas y luego prendan la luz.


Resident Evil es un videojuego que cuenta la historia de una empresa de fármacos y de armas biológicas llamada UMBRELLA INC. Sus instalaciones se encuentran en Raccoon City, una ciudad bajo el control de Umbrella. De repente empiezan a haber asesinatos, desapariciones y víctimas de “canibalismo” a los alrededores de la ciudad. Un grupo de inteligencia de la Raccoon Police Department (RPD), los Special Tactics And Rescue Service (S. T. A. R. S), se adentra en la investigación para resolver los misteriosos casos y se dan cuenta que Umbrella, en complicidad con la propia RPD, creó un virus capaz de levantar a los muertos de sus tumbas, convirtiéndolos en zombies hambrientos de carne humana y sedientos de rica y espesa hemoglobina. Ésta es en esencia la historia de Resident Evil. Veamos Paul, ¿Qué hiciste para merecer que el primer artículo de Entre Espíritus y Cerdos de Slaughter Kraken fuera en contra tuya?


Lo que este soquete hizo fue llevar Resident Evil al cine, descomponiendo toda la historia, quitándole importancia a personajes principales y geniales como:

Jill Valentine.

En el video juego, Jill es la protagonista, y no me refiero precisamente a “Heroína” de la historia, quien es ratera de profesión pero decide emplear sus habilidades para hacer el bien, entrando a la policía. Alrededor de la saga de juegos la acompañarás en situaciones peligrosas. En Resident Evil 1: Director´s cut, tienes que sacarla con vida de una mansión llena de zombies y salvarla de un monstruo llamado Tyrant. 

En Resident Evil 3: Nemesis se encuentra atrapada en la ciudad de Raccoon City, ahora llena de zombies, y para lograr tu objetivo principal, que es escapar, te enfrentarás a un enemigo implacable, bastante ojete pero que tiene una gabardina que cualquier gótico desearía: Nemesis.

Jill es un personaje crucial en la historia de los videojuegos y cualquier seguidor de Resident lo confirmaría, además de que desearíamos que fuera una persona.


¿Cuál es su papel en la película?

Apareció en la película Resident Evil 2: Apocalipsis interpretada por Sienna Guillory, que está bastante bien, pero, a diferencia de la del video juego, vemos a una Jill de carácter pesado y mandón, aunque nadie le hace caso, y sólo ve la acción, se tropieza y no participa en nada importante. Además, he aquí la mayor injuria, nunca se enfrenta a Nemesis, NUNCA. En el juego este monstruo no deja de estar molestándola y en la película no sabe siquiera que existe. El papel de Jill Valentine en la película es nulo y sin importancia.



Nemesis.

Paul, con él no tuviste compasión: Lo agarraste bien cocinadito y fresco, te lo comiste, lo defecaste, te lo volviste a comer y lo volviste a defecar. En el juego este monstruo no tiene historia, quizá fue hombre, quizá mujer o a lo mejor fue una ardilla. Aparece por lo menos 11 veces y cada vez es más cruel. Su misión es la de eliminar a todos los S. T. A. R. S (por eso siempre que aparece dice “STARS” acompañado de su típico rugido). Cuando crees que ya lo eliminaste aparece de nuevo acompañado de una bazooka. Este personaje, aunque sólo aparece en unos cuantos juegos y no es artífice en toda la historia, es más que suficiente para que se te escape un gas. Te toma del cuello, te clava sus tentáculos a través de la boca y en seguida un mensajito que dice: You´re dead.


¿Cuál es su importancia en la película?

Para empezar sí tiene historia y resulta que cuando era humano se llamaba Max, quien trabajaba para Umbrella. A lo largo de la primera película de Resident, casi todo el tiempo se la pasa esposado y no recuerda quién era. Pero poco a poco recupera su memoria y se enamora de Alice (1) (un invento de Paul para darle chamba a su novia) y entre los dos escapan de la “colmena” (un laboratorio, pues). Al salir son interceptados por unos científicos y a Alice (2) se la llevan a quién sabe donde y a Max le aplican el “Nemesis Program”.

Hasta aquí todo parece ir bien pero de repente apareció Resident Evil 2: apocalipsis y todo se fue… resulta que el Nemesis de la película también tiene que matar a los STARS y a Alice (3). Esta última y Nemesis tienen una encarnizada lucha a puño limpio (4), teniendo ella unas armas bien fregonas, y él aparentemente una Gatling. Sufrieron los dos varios golpes, muchos “chusma, chusma, prrtdrr”, cachetadas, etc., y después aparece el churro: Nemesis, antes Max, recuerda que era humano y que estaba enamorado de Alice (5) y se revela en contra de los científicos de Umbrella que lo manipulan, salva a sus amigos y da la vida por ellos interponiéndose ante un helicóptero que indudablemente los iba a convertir en plastilina.


Por muy de novela que parezca esa es la historia que Paul Anderson planeó para matar a Nemesis. El monstruo, a diferencia del juego, no muta, no sale de sorpresa por las ventanas, no persigue a Jill, no hace nada tampoco, además de agarrarse a cachetadas con otro personaje que ni siquiera aparece en el juego, pero en las películas es el “ser perfecto”, intocable, hermoso y poderoso y me refiero a:

Alice.

En los párrafos anteriores nombré 5 veces a esta mujer, protagonista de las películas de Paul Anderson. Interpretada por Milla Jovovich, Alice es el ser perfecto y muy inteligente, al igual que en El Quinto Elemento y  Ultravioleta. La pregunta obligada ante esta situación sería ¿Es verdad que nunca existió el calentamiento global?, seguida de una pregunta un poco menos importante ¿Alice aparece en la saga de los videojuegos? La respuesta es: No, todo fue un invento para debilitar a economías emergentes, y la otra respuesta es también no. Alice fue un invento para que Paul Anderson le diera trabajo a su futura novia y después madre de sus hijos.

Alice es una mujer que trabajaba para Umbrella, protegiendo la “colmena”. De repente un día se desmaya y al despertar se da cuenta que ha perdido la memoria. En el lapso de la primera entrega cinematográfica, ella no recuerda nada pero va a tener destellos de sus recuerdos más recientes. Cuando logra escapar del laboratorio es capturada por unos científicos quienes le aplican el “Alice Program” (nótese el nombre del proyecto, ¿por qué el de Max no era llamado “Max Program”?), que básicamente consiste en hacerla bien fuerte.

En Resident Evil 2: apocalipsis, hace su aparición estelar cuando entra a una iglesia con una moto a través de los cristales de una ventana. Al igual que Rambo es capaz de aventar una hoja de papel y provocar que ésta explote. Después, como ya se ha dicho, enfrenta a Nemesis y él recuerda que es su enamorada y le perdona la vida.


Y a ella ¿Quién la invitó?

Basta  con decir que en los juegos no aparece. Lo que podemos deducir es que Milla Jovovich tiene una forma muy peculiar de conseguir sus papeles actorales: siempre anda con los productores, guionistas o directores de los filmes en los que aparece como protagonista, bueno casi siempre. Basta con recordar la película francesa dirigida por Luc Beson, El Quinto Elemento, para afirmar este hecho, ya que estuvo casada con él dos años. Milla interpretó en esta película a un “ser perfecto”. Y lo mismo ocurrió con Resident Evil: anduvo con Paul Anderson, él le dio el papel de un ser perfecto e indestructible y hasta en ocasiones muy inocente y tierno.

¿Por qué carajo no la invité a Zombie Project?

Miren mis queridos amigos no estoy diciendo que Milla sea una persona que se dedique al oficio más antiguo de la historia o que sea la única forma que consigue sus papeles. Qué tal si es buena persona y todos sus jefes terminan enamorándose de ella. Esto aunado a que es muy bella y eso siempre vende. Además recuerden que este artículo no va dirigido a ella sino a Paul Anderson.

Otra cosa que hay que saber es que nuestro amigo Paul es un completo fracaso en su carrera como guionista, director, productor, tamalero, viene-viene o lo que sea a lo que se haya dedicado. Según los críticos del séptimo arte más rigurosos a nivel internacional Paul Anderson es considerado como uno de los peores directores contemporáneos y que su única película trascendental ha sido Event Horizon. Los seguidores del video juego odiaron las películas. Si es así ¿Por qué sigue siendo Paul el guionista? Pues porque no importa a quién le guste o a quién le deje de gustar sino las ganancias que éstas producen. Simplemente para hacer la segunda entrega se invirtieron 45 millones de dólares y recaudaron aproximadamente 129 mil millones.


Cuando Slaughter Kraken no está sufriendo bipolaridad o guitarreando metal hasta volarte el craneo escribe artículos para nosotros. Puedes encontrarlo en su Facebook o en Date Las Tr3s… pero no creo que quiera que sepas que escribe en Date las Tr3s. Ni siquiera sé por qué mencione a Date Las Tr3s yo.

6 comentarios:

  1. Curiosamente, el fin vi una de sus pelis: There Will Be Blood y me gustò,claro la actuaciòn de Daniel Day-Lewis, fue extraordinaria.
    P.D. Me convenciste!! Correrè en este momento a Elektra a comprar mi Play Station!!! Jaja.

    ResponderEliminar
  2. Oh!! maldito slaughter ya hasta yo quiero sacr mi play station en cómodas mensualidades y/o quincenas, me gustó tu entrada por tu culpa quiero matar zombies!!!

    ResponderEliminar
  3. Los videojuegos y Resident Evil no son lo mio, aún asi lograste transmitir toda tu furia contra ese tal Paul Anderson por no respetar la escencia de los personajes con tal comercializarlo.
    Además me hiciste sonreir con tu forma tan divertida de expresar tu inconformidad.
    En vdd espero que continúes publicando tus trabajos en este blog. :)

    ResponderEliminar
  4. Lo leí desde ayer pero mis múltiples compromisos no me dejaron opinar jojo.
    Me gustó, yo adoro los juegos de Resident Evil y estoy de acuerdo en que las películas No tienen nada que ver y es muy molesto,sobre todo la parte de NEMESIS, por dios a quien se le ocurre que al final es bueno cuando es un maldito de lo peor, ah claro a nuestro amigo Paul... pero sí!, he visto todas las pelis porqué? porque soy adicta a los zombies y es un compromiso, además que hay que verlas para juzgarlas ahhh y claro sale mi novia Milla jojojojojo...

    Aunque también dejame decirte que el videojuego Resident Evil 5 ya perdió para mi la esencia de lo que se trataba en un principio ZOMBIES!

    Por cierto hoy se estrena LA PELI aca en mi rancho...
    Muy buen artículo =)...

    °°éOz°°

    ResponderEliminar
  5. Wow, Que ensayo Tan Espectacular...muy chistoso tu foro o lo que sea.
    Siempre he opinado lo mismo acerca de los videojuegos y las Películas. Que decepción :( A ellos no les importa los FANS que somos la razón por la cual Los videojuegos tuvieron éxito y se hicieron Película..Hasta Aquí se ve reflejada la avaricia o lo que sea Sin importar sus raices ""nosottros""

    ResponderEliminar