28 oct. 2010

Lo siniestro de los cuentos de hadas y consejos de disfraz para este día de muertos.

Por Slaughter Kraken.

Hoy en día los disfraces para el día de muertos están muy tontos o bastante choteados. Tontos porque hay algunas personas que ni siquiera se disfrazan como algún monstruo o un muerto, sino que deciden ponerse las tangas de su madre, la peluca de su hermana y una media en la cabeza y¡¡¡ya!!! Ese es su disfraz. Y digo muy choteado porque siempre aparecen las mismas máscaras o los mismos disfraces: la gran mayoría va disfrazada de Drácula y la otra grandísima mayoría lleva una máscara de Frankenstein; luego vas caminando y ves otras grandísimas mayorías con una máscara de Salinas de Gortari.

¿Ven a lo que me refiero? Nunca falta algún pendejo disfrazado
De Salinas y otro más pendejo disfrazado de Michael Jackson.

Además ni siquiera se parece al auténtico Salinas.

Ni al auténtico Michael.

Es por eso que en estas fiestas de día de muertos (o para aquellos despistados que le llamen Halloween) les presento una línea de disfraces que aparentemente están muy choteados pero EEyC le agregó unos accesorios que los pueden volver más interesantes. Pero quiero aclara una cosa: los disfraces que diseñamos son exclusivamente para mujeres. No quise imaginarme a un hombre disfrazado pero cuando se trata de pequeñas y bellas débochcas mi imaginación vuela. Así es que amigos no intente ponerse estos disfraces porque no fueron diseñados para ustedes.

Aaaa!!! Les dije malditos.

¡¡¡Oh pero qué diferencia!!! Trajes diseñados para ver
esto más seguido en las calles.

Los disfraces mencionados están basados en los cuentos de hadas de Disney y más exacto en los cuentos de los Hermanos Grimm. Pero ustedes se preguntarán ¿Qué tiene de satánico o de halloweenesco (no encontré una palabra mejor) para las mujeres disfrazarse de las princesas de Disney? Púes déjenme decirles que mucho que mucho ya que estos cuentos, los auténticos, parecen más historias de Stephen King que un cuento para niños. En los cuentos de los hermanos Grimm brota más sangre que en cualquier otra historia: más sangrientos que Drácula, mucho más sangrientos que Resident Evil, más sangrientos todavía que la saga de Hannibal Lecter…

Más sangrientos que el Bistec de Travolta en tiempos violentos.

Pero en fin vamos a la descripción esto disfraces donde explicare el origen de los mismos y además la historia de algunos accesorios que pueden incluirse. Y ahora vamos al disfraz de:

Blancanieves.

Por dios!!! ¿No incluye a la chica?

Accesorios: aparte de lo que acaba de ver en la imagen, el disfraz incluye un lujoso par de zapatos con una perilla para aumentar la temperatura de los mismos y de esa forma poder hacer bailar a cualquiera. Pero ese no es la única utilidad que le puede dar a su maravilloso traje y su lindo accesorio: con el trajecito es muy seguro que siempre le den calaverita, por su puesto si sabe emplearlo bien.
Los zapatos incandescentes que vienen de regalo también le pueden servir para cocinar carne para hamburguesas o incluso para prepararse una deliciosa taza café o té, para eso de los desvelos. 

Motivo de los accesorios.

Todos conocemos la historia de Blancanieves gracias a la película de Walt Disney. Sin embargo son muy pocos los que conocen la novela verdadera. En el cuento original de los Grimm, la bruja que intentó matar a Blancanieves en diversas ocasiones es castigada por la princesa después de que se casa con el príncipe Azul.

El Príncipe Azul.

Y la forma en la que Blancanieves manda a matarla es poniéndole unos zapatos incandescentes y obligándola a bailar hasta que la bruja malvada cae muerta. Vemos que ya no es una historia tan inocente después de todo. 

Es por esto que decidimos incluir este bello accesorio que hace bailar a cualquiera.

Los bailarines de duranguense lo garantizan.

 Cenicienta.

Para este disfraz hemos decidido incluirles un bello serrucho, pero como ¿para qué? Pues es muy sencillo: si algún día llegan a tocar a su casa diciéndole que se pruebe un zapato y que, si le viene, podrá casarse con el príncipe y por alguna razón el zapato no le entra pues ¡Puede mutilarse los dedos! Sí, leyó bien, además para qué quiere unos dedos en los pies que sirven para muy poco. Puede aprovecharlos para darle del comer al perro o incluso tragarlos usted misma. También incluye unas rocas para poder aplastar a cualquiera que le haga maldades.

Y de regalo se le va a enviar un par de palomas que le cumplen cualquier deseo, por más absurdo que sea.

Atención: Este paquete no incluye ninguna Ada Madrina debido a que nos acusaron de trata de blancas.

Ahh!! Y ni siquiera son blancas. Estaban un poco morenitas.

Motivo de los accesorios.

La historia original de Cenicienta se remota a China, durante la dinastía T´ang que comprende del año 618 al 927 antes de Cristo. En la historia oriental cenicienta se llama Yeh Shen. El contexto del cuento se desarrolla en la época en que los chinos podían tener más de una esposa. Así el padre de Cenicienta china tiene dos esposas y tiene una hija con cada una de ellas. Una de las dos es muy guapa y la otra es muy fea. Sin embargo la madre de la más hermosa. O sea Yen Shen, muere dejando a su hija desamparada. La otra esposa y su hija fea, llenas de envidia hacia Yen Shen deciden aprovecharse de que su madre ya no está viva y de esa manera la tratan mal hasta tal grado de tenerla como esclava y  sirvienta de su propia casa. 

Poco después Yen conoce a un amigo pescado a quien le habla y le cuenta todas sus desgracias. La esposa mala se entera de la amistad que tiene por el pescado y decide matarlo y se los da de comer a su familia.

Para estar más cerca de los amigos.

 
Pero Yen shen, nada mensa, decide quedarse con los huesos de su amiguito porque según estos podían conceder un deseo. Luego viene lo mismo que conocemos del baile pero en lugar de una Ada Madrina pues son los huesos del pez los que le cumplen sus deseos. 

Luego conoce al príncipe y Yen olvida por completo su zapatilla y el príncipe manda a que se la prueben a todas las doncellas del reino y cuando llega el momento de probársela a la hermanastra de Yen, esta se corta de los dedos (he aquí el motivo de nuestro serrucho de regalo) peor su plan no resulta muy bien y la Cenicienta China se queda con el príncipe por tener unos pies muy chiquitos y hermosos.  Al final de la historia la madrasta y su hija fea, ahora sin dedos, son castigadas por haber maltratado a la ya Reina encerrándolas en una cueva y dejándoles caer muchas  piedras hasta que mueren aplastadas. (he aquí el motivo de nuestras piedras de regalo).

Vea nada más que belleza.

No sé qué es más grotesco si ver los zapatos
o el pie. Ustedes decidan.

La belleza de pies pequeños y doblados como tradición en China no es nueva, ni tampoco lo era en los tiempos en que se escribió el libor de Yen. Los chinos, tan raros como sólo muy pocos hay, tenían una seria obsesión por los pies y entre más chicos fueran estos más hermosa era la mujer. Y durante mucho tiempo los hombres obligaron a sus mujeres a portar los extraños zapatos que vieron en las imágenes.

Fue hasta hace muy poco que la ONU (o alguna de estas organizaciones que no sirven para un carajo) declaró que esos zapatos quedarían prohibidos por la brutalidad de convertir los pies de una mujer en esas deformidades. Hubo un escándalo. Las mujeres chinas más tradicionalistas se volvieron changas de locura porque, según ellas, al quitarles esos zapatitos iban a perder su belleza tan dolorosa a la que ellas ya estaban acostumbradas. Es cómo si llegaran unos extraterrestres gordos, pesados y grasosos al planeta tierra y dijera que cómo era posible que las mujeres terrícolas para mantenerse bellas tenían que estar delgadas, y argumentaras que eso era una barbaridad. Quizá no es lo mismo pero posiblemente ellas lo tomaron de esa manera: un ataque a sus tradiciones.

Por este motivo no es de extrañarse que en el cuento más remoto posiblemente de Cenicienta la condición de belleza y la garantía de matrimonio con un príncipe estén sostenidos por pies pequeños. Así es que si lo desea puede usted damita usar unos zapatitos asi de pequeños para darle una visión verdadera su disfraz de Cenicienta.

En la historia de los hermanos Grimm, que es la que conocemos gracias a la adaptación de Disney, ocurre lo mismo sólo que no hay Ada Madrina sino que son palomas las que se encargan de cumplir los deseos de Cenicienta Cuando Cenicienta se casa con el príncipe castiga a sus medio hermanas y a su madrasta ordenando a su aves que les den de picotazos en los ojos hasta sacárselos. Vemos que en esta ocasión tampoco es el cuento inocente que todos creíamos. Y es por esto que les mandamos de regalo junto con sus disfraces unas lindas aves saca ojos.

Palomas fregonas y no unos ches ratoncitos que no
saben hacer otra cosa más que cantar.

 
Bueno son los dos caos que les he expuesto de los orígenes verdaderos de las historias. Iba a agregar más pero desgraciadamente no encontré otros cuentos que estuvieran tan joroschós como para agregarlo y más tan sangriento como para imaginar a una débochca con un disfraz así. Bueno lo único chingón que encontré fue que en el verdadero cuento de la sirenita, ella, después de convertirse en humana, es engañada por su príncipe, quien le pone el cuerno, posiblemente con un delfín. Y ella se entera de sus engaños y empieza cada vez más a extrañar a su familia, así es que se va al mar e intenta llegar a las profundidades pero, como ya perdió su condición de sirena, se ahoga y muere.

Pero si ustedes se parecen a la sirenita y quieren
disfrazarse de ella pues por mi no hay ningún problema.

Cuando Slaughter Kraken no está sufriendo bipolaridad o guitarreando metal hasta volarte el craneo escribe artículos para nosotros. Puedes encontrarlo en su Facebook para discutir civilizadamente cualquiera de sus artículos. El alambre de puas en los guantes es opcional, las apuestas son obligatorias.

5 Cosas que (probablemente) no sabías sobre Halloween.



Sientense mis niños, sientense frente al calor de la chimenea. OH POR DIOS MARGARITA!! DIJE FRENTE AL CALOR DE LA CHIMENEA NO DIRECTAMENTE SOBRE.... uuh... bueno, extrañaremos a Margarita. Ahora les contaré la historia del Halloween.

Hay dos cosas a las que les guardo un odio irremediable en lo más profundo de mi páncreas: Los zapatos holandeses y las personas que insultan a los norteamericanos sólo porque sí.

Sí, estoy de acuerdo en que su política no es la mejor –aunque quién no ama un imperio malvado- pero llamar idiotas a todos los que conforman a esa nación sólo por una suerte de resentimiento social es lo realmente idiota. Y lo peor de todo es cuándo uno se empieza a meter con las tradiciones.

Aquí en México tenemos una maravillosa celebración llamada Día de Muertos en la que se colocan ofrendas para las almas de los difuntos a las que se les permite visitar el mundo de los vivos por un día, la gente visita los cadáveres putrefactos en los cementerios, limpia y adorna las tumbas y disfruta de una celebración familiar y una agradable (aunque poco salubre) comida en compañía de aquellos que ya dejaron este mundo.

Por favor abuela, mastica con la boca cerrada!

Y entonces llegaron los malinchistas que importaron el Halloween que sólo se trata de ponerse pedo, disfrazarse de idiota (y las mujeres de versiones zorrescas de cosas que ni siquiera creías que pudieran ser zorrescas) y pedir dulces a desconocidos sin otro fin más que el consumo, cierto?

Si tu respuesta fue sí, siéntate cómodamente y termina de leer este artículo mientras logro forzar la cerradura de tu casa para patearte el trasero por ignorante y xenófobo, porque el Halloween se trata de más, mucho más. Por ejemplo:

#5. Samhain.


El Halloween tiene orígenes que se remontan a la época de los celtas. Una de sus principales influencias es la festividad de Samhain, que por alguna extraña razón se pronuncia Sowin. Samhain se traduce vagamente como “Fin del verano” y era celebrado durante el 31 de octubre (o el equivalente celta del 31 de octubre) y se extendía por varios días.

Esta fiesta fue sólo por una noche,
imagínense lo salvaje que debió ser un Samhain de varios días!

Esta fecha conmemoraba el fin de la última cosecha, el inicio de la mitad oscura del año (siendo primavera y verano la parte luminosa) y el año nuevo celta. Además, como la mayoría de las plantas y algunos animales comenzaban a morirse, los antiguos europeos creían que la barrera entre nuestro mundo y el de los muertos se adelgazaba en ésta época, lo que permitía a los espíritus de los difuntos volver por un breve periodo. Les suena?

Lo ven? No son tan diferentes después de todo. Son como hermanos... 
sólo que... uno es más vergas... y el otro más serio...

Se acostumbraba encender dos hogueras enormes alimentadas por los huesos del ganado que había sido asesinado para tener qué comer durante el invierno, entre las que los asistentes tenían que pasar para purificarse, además los hombres jóvenes se disfrazaban de almas para hacer una especie de representación.

La iglesia no veía con buenos ojos este tipo de celebraciones, así que para distraer la atención que tenía Samhain se inventó la maravillosa idea de que el 1 de noviembre fuera el Día de Todos los Santos, conocido en inglés como All-Hallows-Evening. Cómo resultó esto? Fracasó miserablemente, el Samhain era simplemente demasiado increíble como para desaparecer, aunque como toda tradición, se fue modificando para adaptarse a los tiempos.

#4. El Halloween es irlandés.

Créanlo o no, en realidad los estadounidenses también importaron esta celebración. En realidad el Samhain y la versión más moderna del Halloween vienen de Irlanda y los inmigrantes irlandeses la trajeron a América.

Quéeee?

Aparentemente en la década de 1840 algunos irlandeses decidieron que Irlanda apestaba ya que eran propietarios de menos del 5% de las tierras en su propio país y los ingleses que poseían la tierra la descuidaban al grado que las plantaciones de patata, principal fuente de alimento de los irlandeses, se perdían antes de poder cosechar nada. Tras morir varios millones por la hambruna, los irlandeses emigraron en masa hacia Estados Unidos.

Imagen de archivo: Inmigrante irlandés.

Una vez instalados comenzaron a prosperar, si bien tuvieron que romperse el trasero para lograrlo debido a que eran el sector más pobre y marginado por haber salido de un país tan jodido. Con la prosperidad de los irlandeses vino la prosperidad de sus tradiciones y la versión moderna del Samhain comenzó a tener relevancia entre la sociedad norteamericana que poco a poco fusionó la celebración con el All-Hallows-Evening cristiano. Como todos sabemos, los irlandeses son los putos amos de la borrachera, lo que explicaría por qué comenzaron a pronunciar All Hallows Evening como All Hallows Eve, luego como Hallowe’en y finalmente Halloween.

She-sheshe-sheshe… como thee dssssiaaa…
Jjreo que ya sthoy muy borrasho…

#3. Jack O’Lantern (Calabaza con vela adentro).


Así es. Las calabazas con velas adentro tienen nombre e historia.

La leyenda cuenta que durante ésta época la barrera entre nuestro mundo y el mundo de los espíritus se adelgazaba, lo que permitía que las almas de los difuntos volvieran para saludar a sus vivos. Sin embargo el sistema penal en el inframundo parecía ser bastante mediocre, pues muchos espíritus malvados lograban escaparse y cruzar la frontera saliendo efectivamente de la jurisdicción etérea.

Afortunadamente, otros eran atrapados por la migra espectral.

Los pobres mortales (o sea nosotros) no teníamos modo de defendernos de los espíritus dañinos, hasta que los irlandeses encontraron el modo de protegernos: Ir a su huerto de rábanos, tomar uno e inyectarle esteroides para que creciera, cortarlo por arriba para sacarle el relleno, tallar el exterior para formar una cara amenazante y poner una vela en el interior para resaltar los detalles en la oscuridad de la noche; la combinación cara enojada en rabanote más luz de vela resultaba aterradora para los malos espíritus.

Después, los irlandeses se dieron cuenta de que en su otro huerto tenían calabazas que eran naturalmente grandes así que decidieron usar eso en vez de los rabanotes. Una vez terminadas se colocaban en las entradas de las casas lo que detenía a todo espíritu chocarrero que quisiera entrar a robarse el Blueray o el estereo.

El sistema de seguridad más avanzado del mundo.
Garantizado: Lo protege hasta de espíritus malvados!!

El nombre deriva de otra leyenda irlandesa: La leyenda de Stingy “Bolas de Acero” Jack.

Según la leyenda, Stingy Jack estaba huyendo de una turba iracunda que lo perseguía porque les había robado. De pronto, en un bosque tenebroso, Jack se topó con el Diablo en persona quien de inmediato informó a Jack que era hora de morir y por ser un ladrón, se llevaría su alma al infierno.

Stingy pensó de inmediato en un plan y le ofreció al Diablo la oportunidad de corromper a un montón de buenos cristianos: Si el Diablo se convertía en una moneda de oro para pagar lo robado (porque es el chingado Diablo, puede convertirse en lo que quiera y te callas), el Diablomoneda podría desaparecer después y los aldeanos comenzarían a pelear entre ellos pensando que alguno se había robado la moneda.

El diablo aceptó, se convirtió en moneda y se metió a la billetera de Stingy. Lo que el Diablo no sabía es que Stingy tenía una cruz en su billetera, lo que le quitó todos sus poderes y lo dejó atrapado en forma de moneda.

Hola, soy Stingy Jack y soy asombroso.

Para poder salir de la cartera, el Diablo tuvo que prometer jamás llevarse el alma de Stingy Jack. El Diablo cumplió, pero una de las realidades innegables del universo es que tú no jodes con el Diablo, el Diablo te jode a ti. Cuando finalmente murió, Jack no pudo ir al cielo por haber llevado una vida llena de pecados, pero como el Diablo había prometido no llevarse su alma, también estaba prohibido que fuera al infierno. Jack estaba atrapado en las sombras de este mundo, obligado a vagar por toda la eternidad, extraviado. El Diablo se le apareció de nuevo y, burlándose, arrojó una brasa de fuego infernal frente a Jack para que iluminara su camino eterno.

FUCK YOU, ASSHOLE!!

Jack tomó un nabo, le hizo un agujero y metió la chispa para usarla como linterna. Desde entonces se le conoce como Jack de la linterna, en inglés Jack of the Lantern… o como dirían los irlandeses tan ebrios que ya no hablan bien, Jack O’Lantern. El nombre fue aplicado después para las lámparas de vela talladas en las calabazas.

#2. Disfraces.

En principio los disfraces eran usados durante el Samhain para representar las almas de los difuntos. Los hombres jóvenes vestían ropa blanca y mascaras o se pintaban la cara de negro. Con el tiempo la tradición fue cambiando y comenzó a dársele otro significado.

Como ya mencioné, además de las buenas almas algunos espectros malvados y dañinos escapan del inframundo. Uno podía proteger su casa con una Jack O’Lantern pero una vez que salías de tu casa estabas bieeeen jodido. Y hay que recordar que estamos hablando de una época en la que no había baños dentro de la casa y la letrina estaba a varios metros de la puerta.

Ir a tirar la caca podía ser tu sentencia de muerte.

Una vez más, los ingeniosos y alcoholizados irlandeses encontraron la forma de ir a cagar o ir por otro six a la tienda sin preocuparse.

Aparentemente un espectro sólo puede diferenciar a un vivo de un muerto por su apariencia, así que los irlandeses tenían que salir disfrazados de espectro para evitar los ataques de poltergeist. Los malos espíritus veían a la persona disfrazada, se acercaban y la analizaban hasta quedar convencidos de que se trataba de otro espectro. En algunas ocasiones una persona lo bastante creativa lograba crear un disfraz tan aterrador que los espectros ni siquiera se acercaban y huían despavoridos de regreso al inframundo.

Algunos disfraces eran tan horribles que
los espectros malvados volvían a morirse.

#1. Trato o truco (Trato o travesura, Trato o treta).

La tradición de dar o pedir dulces tiene origen en algo llamado Souling. Como Irlanda estaba pudriéndose en la pobreza y no había mucho que comer, las pocas familias que tenían comida de sobra eran acosadas durante ésta época por los hambreados, lo que probablemente también inició la tradición de las hordas zombie.

“Patatas!! Denos patatas!!”

Como mandar al diablo al necesitado no era de buenos cristianos, pero dar comida a cualquiera no era inteligente, los afortunados con comida tuvieron que pensar en una forma de no dar comida de a gratis e inventaron el Souling, que consistía en invitar a los vagabundos y desposeídos a orar por las almas de los difuntos de la familia a cambio de comida… que actualmente sería dar comida de a gratis, pero en una sociedad religiosa como la de Irlanda de los siglos XVIII y XIX era un trato justo.

Los vagabundos oraban en un lugar visible para que otros vagabundos no fueran a pedir comida, además el que otros oraran por las almas de los difuntos le permitía a la familia seguir con sus actividades. Finalmente, cuando terminaban de orar, a los vagabundos se les regalaba algo de comida y un portazo en la cara.

Hey! Esto está caduco inmundo animal!!

Entonces los malos espíritus volvieron a entrar en acción. Pues bien, como no podían entrar a las casas por las Jack O’Lanterns, los disfraces empezaban a volverse populares como diversión y no sólo protección y una vez en América el Souling había derivado en una practica en la que se le obsequiaba cosas a cualquiera que realizara alguna gracia o truco, los malos espíritus vieron cómo aprovechar la oportunidad.

Los espectros llegaban a las casas y realizaban cualquier tipo de gracia para recibir regalos como si se trataran de personas disfrazadas. Si los habitantes de la casa visitada les regalaba algo se retiraban felices, pero si los ojetes no les daban nada, por alguna razón arbitraria el poder de la Jack O’Lantern se anulaba y el espectro podía entrar a comerse a los hijos de la familia.

Pintura rupestre hallada en Nueva Irlanda, Estados Unidos.
En ella se puede observar un mal espíritu devorando un niño.

Y es por ello que deben darle dulces en ésta época a cualquier niño que vaya a su casa a pedirlos. Nunca sabes cuando te toparás con un espíritu maligno que devore a tus hijos si te portas tacaño… aunque quién sabe, si no les das dulces los niños son peores…

“Dame dulces o me comeré tu alma mamá…”

Ater Cacrena les desea un tétrico Halloween y un solemne Día de Muertos a todos!