6 nov. 2010

Comunicado de prensa por Slaughter Kraken.

Por Slaughter Kraken.
Antes que nada quiero disculparme por no haber publicado el miércoles pero es que una maestra que se parece a esta:
Igual de paranoicas.

Me ha dejado mucha tarea: que recortes de periódicos, reseñas, que el marketing y no se qué más. Por eso me he visto en la penosa necesidad de publicar hasta dos días después, cuando por fin quedé libre. Y eso no es todo, queridos amigos, sino que un maestro que se parece a este:
Me dejó un examen perrísimo que de la psicología, Freud, que quiero matar a mi papá desde que tenía 2 meses, y no sé qué más. Entonces tuve que estudiar, como ustedes saben la escuela es importante. Pero en fin, ya estoy de regreso y seguiré publicando los miércoles sin fallas.

Monstruos míticos ¿Qué hay de verdadero?
Absolutamente todos conocemos a personas que los han visto. Es más, y lo que es peor, ni siquiera conocemos a las personas que los vieron sino que conocemos a los amigos o primos de las personas que aseguran que los vieron. Sin embargo, y he aquí lo más curioso, jamás conoceremos un testimonio fiel, a lo máximo que podremos llegar es a una respuesta de “Sí carnal mi primo dice que la vio. Está bien loca” y hasta ahí. No intenten llegar más lejos. Yo no pude hacerlo. Jamás conocí al primo del amigo a pesar de que emplee las peores torturas que poseo.
Slaughter Kraken, Ater Cacrena, Odraude y un retrasado mental
Emplearon sus disfraces favoritos para llegar a la verdad.

Pero sin éxito.

Estoy hablando de los monstruos o fantasmas que supuestamente habitan nuestro mundo. Aquellos que en diferentes ocasiones dieron de qué hablar a la prensa, alteraron pueblos completos, instalaron el caos, entre otras cosas más absurdas. Seguramente ustedes ya tienen en la mente a algunos. Pero si no pues yo les voy a hablar de ellos, de esos seres espeluznantes (que hasta la fecha no se ha comprobado que alguien los haya visto) que matan con la mirada, que te comen vivo con su grande boca, que te pueden incluso violar…
Que pueden comerse la tarea de los niños!!!…

Pero sin más preámbulos empecemos con los resultados de arduas investigaciones intentando buscar a cada uno de los siguientes monstruos y éstas fueron las aventuras que tuvimos:
El monstruo del Lago Ness.
Llegamos a Escocia muy noche y nos estábamos muriendo de frio. Rápido nos fuimos a la ciudad de Inverness, que se encuentra muy cerca del Lago Ness. Sin un solo peso, nos quedamos dormidos en la calle. Le quitamos los periódicos a un vagabundo y nos arrinconamos en un callejoncito pequeño. Al otro día nos levantamos y tomamos rumbo. Yo venía en todo el camino pensando y sin decir ninguna palabra, preguntándome por qué carajos desde kilómetros atrás la gente se nos quedaba viendo. No lograba atinar el motivo por el cual llamábamos tanto la atención y se lo comenté a mis compañeros. Entonces, después de discutirlo tanto y de rechazar varias hipótesis, nos dimos cuenta de que nuestros disfraces profesionales de espionaje eran los que llamaban un poco la atención. Decidimos ponernos unos accesorios para pasar desapercibidos.
Así ya no se daban cuenta que éramos espías.
Y por fin, a lo lejos, vislumbré el Lago Ness y todos empezamos a saltar llenos de alegría y felicidad. Nos abrazamos, el retrasado mental se dio de golpes contra un árbol, nos reímos del retrasado. Y hasta que por fin nos acercamos. Del lago emanaba esa niebla tenue que parecía producir ese frio que nos envolvía. Había una pequeña cabañita a lo lejos. De su chimenea salía una fina línea de humo y pensamos que quizá había una olla de café calentándose. Pero, sin importar el cuadro de la escena, nos pusimos rápido a trabajar a lo que veníamos. Saqué una hoja con las instrucciones y ordené a mis compañeros: “muy bien lo que tenemos que hacer es dividirnos en grupos de 2. Un grupo se irá por el bosque a buscar personas que nos puedan hablar del monstruo del Lago Ness. El otro se quedará aquí a ver si aparece. Muy bien tengan aquí el retrato hablado de testigos muy confiables:


Entonces un grupo se quedó y el otro se fue. Yo iba en el que se fue. De repente, llegando a un llano, nos encontramos a un viejito que estaba mirando el suelo y entonces le dije a mi compañero: “mira ese debe tener información, voy a preguntarle dónde está el monstruo. Utilizaré la táctica de cuestionamiento profesional de espías”
-“¿Cuál es esa táctica?”- respondió mi compañero.


-“Es muy fácil. Llegas con la persona y le hablas de otro tema diferente del que te interesa y después poco a poco la vas guiando hacia lo que quieres saber”

- “muy bien. Y ¿Qué idioma hablan los escoceses”

- “Pues escocenes cual otro”

Me acerqué al anciano y con una voz muy amigable le dije:

-Disculpa amigo ¿hay chicas guapas por aquí?

-Sí. Están muy bonitas todas.

-Oh interesante. Y ¿Cómo que tan seguido se asoma el monstruo del lago Ness?

Fue entonces cuando se puso como loco y a gritar no se qué cosas y después se echó a correr. Nos quedamos solos y abandonados. Yo no pude pensar otra cosa más que ese maldito curso en la academia de espionaje no servía para nada. Nos dimos la vuelta. Buscamos más personas y como no vimos a nadie pues nos regresamos a donde estaban nuestros amigos. Pero es extraño, toda la trayectoria la sentí como si alguien nos estuviera espiando:

Pero no le tomé importancia y continuamos nuestro camino. Al regresar al lugar, mis dos compañeros estaban muriéndose de frio y jugando cartas y además tomando una cervezas. Así es que decidimos quedarnos con ellos un rato y después continuaría con mi investigación.


Después de no haber obtenido nada, ningún testigo, ninguna foto, ninguna señal de que existiera un monstruo en el lago decidí hacer mi reporte:

Las primeras menciones del monstruo del lago Ness se remontan al año 565. Supuestamente un tal San Columba salvó a alguien que estaba siendo atacado por ese monstruo en el lago. Sin embargo muchos consideran falsa está referencia porque el tal San Columba parece más un ser fantasioso que real.

Las descripciones más modernas acerca del monstruo del lago Ness fueron hechas por periódicos a finales del siglo XIX. De hecho es muy probable que haya sido un invento de los diarios para vender más o simplemente para causar terror en las personas, no sería la primera vez que los medios hacen algo así. Con relación a esto encontré a un cirujano de nombre R. K Wilson quien supuestamente había tomado una foto del monstruo que se deslizaba por el rio; esto ocurrió en el año de 1933. Mucho tiempo después salió otra persona, Marmaduke Wetherell, quien según sus propias palabras fue el encargado de falsificar la foto del monstruo del Dr. Wilson.

Muchos creen que el monstruo es producto de otros fenómenos que se confunden y forman la apariencia de “Nessie”. Pueden ser troncos que estén flotando en la superficie del agua o algún otro animal. Otra explicación es que hay actividad volcánica abajo del agua y eso produce burbujas, que han sido mal interpretadas como si fueran la aparición del mitológico ser.

Pero hasta la fecha no hay ninguna evidencia de que exista el supuesto monstruo marino. Sólo mitos y leyendas, o cuentos de las personas que viven a los alrededores quienes aseguran que lo han visto.
Tan absurdo como decir que ha sido
observado en el lago de Guadalupe.

A pesar de la falta de pruebas y de la falta de testigos (Sólo los primos del vecino pero jamás los vamos a conocer) el Lago Ness sigue siendo un atractivo turístico, y no tanto porque esté bonito, sino con la esperanza de ver al monstruo.

El abominable hombre de las nieves.


Después de nuestro fracaso en el lago Ness nos trasladamos al continente asiático, exactamente a las cordilleras del Himalaya. Nuestro siguiente objetivo era encontrar al Yeti o mejor conocido como el Abominable hombre de las nieves. Pero como espías profesionales ahora nos pusimos un traje especial para incursionar en la cordillera y protegernos en caso de que el monstruo oculto saliera a darnos una sorpresa.
Nuestro traje especial.

Según investigamos el Yeti es un simio gigante que podría tener un parentesco con el orangután. No sabe en realidad si existe o sí es una leyenda que se ha transmitido de generación en generación. Algo bastante curioso con respecto al Hombre de la nieves es que todas las personas de los pueblo cercanos aseguran que por lo menos lo han visto una vez. También dicen, y esto es muy raro, que algún familiar o amigo lo ha visto, pero, y vuelvo a lo mismo, jamás conoceremos al familiar.
El yeti se ha convertido en una forma tradicional para asustar a los niños: “o te vas a dormir o te sale el yeti”. Los mozos también han sido testigos de la aparición del monstruo e incluso uno niño se tomó la molestia de dibujarlo: esa, según, es una prueba contundente de la existencia del Yeti.

Al igual que con el monstruo del Lago Ness, se tiene una foto del abominable hombre de las nieves pero no está muy definida e incluso se piensa que no se trata del yeti sino de un oso que habita la cordillera.
Pruebas científicas de la existencia del yeti.

El chupacabras.
Pero como a mi equipo de investigación le dio flojera seguir viajando por el mundo pues nos regresamos a nuestro país y desde aquí investigamos a algunos monstruos mitológicos y nos encontramos con: El chupacabras.
El chupacabras.

Muchos, por lo menos en México, relacionan al chupacabras con Salinas de Gortari, inventos, cortinas de humo y crisis. Creen que el chupacabras fue un inventó mexicano y que era un distractor para que la gente no se diera cuenta de la crisis por la que pasaba el país. Pero la verdad es que no fue ninguna creación de aquí y ni siquiera es nuevo. Los paranoicos que siempre creen que todo es un distractor social seguirán pensando que el chupacabras es mexicano, pero para ellos tenemos una sesión especial de patadas y descargas eléctricas…
Con toda la furia de mi ser!!

La verdad es que la leyenda del chupacabras viene de Puerto Rico, en una ciudad llamada Moca, donde aparecían cuerpos de animales muertos con uno o dos agujeros a la altura del pescuezo, por donde le habían sacado toda la sangre. Las granjas registraban pérdidas en sus animales. Después otros testigos aseguraron que vieron una figura pequeña y de color verde a los alrededores de donde había ocurrido la matanza de animales.
Pero lo más curioso del asunto es que cuando salió la noticia en Puerto Rico, varias matanzas similares habían ocurrido en otro paises, como si el chupacabras hubiera llegado a la tierra en esa fecha, esto es a principios de los años 90 (Incluido México, así es que podemos descartar que el mito haya empezado aquí como forma de distracción, a no ser que tengamos control sobre Puerto Rico).
Una de las explicaciones locamente aceptable es que el chupacabras viene del espacio, o sea que es un ser extraterrestre. Hasta la fecha existen videos donde supuestamente aparece el alienígena comiendo a sus víctimas, pero son videos al estilo Carlos Trejo o sea que no son de mucha credibilidad.
El hermano mayor del Chupacabras.

Pero este intrigante viaje teletubinesco no se queda aquí: quieres saber que pasa con Kraken? O ¿Con la llorona, pie Grande y demás críptidos? Pues no se pierdan el siguiente artículo: Monstruos míticos ¿Qué hay de verdadero? Segunda Parte.
Cuando Slaughter Kraken no está sufriendo bipolaridad o guitarreando metal hasta volarte el craneo escribe artículos para nosotros. Puedes encontrarlo en su Facebook para discutir civilizadamente cualquiera de sus artículos. El alambre de puas en los guantes es opcional, las apuestas son obligatorias.

8 comentarios:

  1. si yo ya habia visto al hermano del chupacabras
    es el CHUPAPOLLAS!!!!!

    a ese si hay que temerle

    ResponderEliminar
  2. jaja el chupapollas...lol!

    quedó chingón...más por la primera foto del abominable hombre de las nieves jaja

    pero...¿la llorona es un monstruo mítico...esa es una leyenda popular no?

    ResponderEliminar
  3. simón, pero la idea es que es mítica, por eso tenía las ganas de extenderlos también a fantasmas haha, pero chida observación igual y menciono a la chillona pero en otro artículo de otro tema

    Slaughter kraken

    ResponderEliminar
  4. Yo nomás quiero decir:

    Hahaha si para eso tienes tu cuenta Slaughter, para que se vea que eres tú el que comenta y no salgas como anónimo.

    ResponderEliminar
  5. oh chinga cada quien su estilo. Soy como Samy que manda amenazas de muerte anónimas y hasta al final pone su nombre. Hahaha observa:

    Slaughter Kraken.

    ResponderEliminar
  6. Hahahahahaha esta bien pro we me latio la estrategia de cuestionamiento la aplicare en un futuro


    BlazingChris

    ResponderEliminar
  7. De lo que vengo a enterarme, el chupacabras no tiene sus origenes en Mèxico, oh! Què decepciòn! Sus raices son puertorriqueñas! Es màs la amiga de la prima de la cuñada, de la hermana, de la tia, de la abuelita de la hermana adoptiva de Valeria, viò al chupacabras!! Tù que estàs en vìas de ser periodista, le creerìas? O sea, podrìa considerarse como una fuente confiable? Es Valeria eh? Jajaja.
    Adorè su "incognicidad". A que el amarillo panzòn es Carlos!! Esa panzota no puede pasar desapercibida, vdd? ;)

    ResponderEliminar
  8. que manchada peque! la que viene con espiritu chingativo eres tu, ya veras como te la regreso jajajajaja. Hey anonimo no tan anonimo te invitamos los viernes a la school aqui te encuentras desde chupapollas hasta chupa..... jajajajaja
    Valeria

    ResponderEliminar