25 nov. 2010

¿Por qué nos caen tan bien los patanes?

Por Slaughter Kraken

Para mantener la tradición.

En la vida real no puede alguien caernos mal porque en seguida nos lo comemos vivo. Créanme que luego son tonterías por las que una persona nos es insoportable. No hay razones para odiarlo pero ya lo odiamos. No es por ser machista, o para que suene más bonito por si hay algún intelectualoide leyéndonos, nos es por ser misógino pero esta clase de actitudes están más presentes en las mujeres. Uno puede imaginarse sus pláticas:

-¡ay! me cae mal zutanita por que el otro día la vi y se creía muy acá…

-Sí, ash, a mi también me cae re gorda porque sí se creé bien acá… y luego ya viste con quién anda?

-Sí, con menganito, uuuuuuy luego pasan agarraditos de la mano y ella se creé muy acá

-Por eso yo ya no le hablo, porque se creé muy acá.

Y por estas bellas razones muy comprensibles (que ande con menganito y se crea muy acá no es cualquier cosa) las mujeres pueden llegar a odiarse. Y así es la relación en las mujeres siempre. Cuando un hombre ve a una mujer, la mira muy discretamente…

Exageradamente discreto.

… pero cuando una mujer ve a otra mujer, rápidamente hace un completo escáner de la otra mujer, incluyendo todo, ropa, zapatos, ojos, boca, cabello, etc. Pero ¿A dónde quería llegar con todo esto? ¿Alguien se acuerda? Perdón es que últimamente todo me sale mal…

Y no sé por qué.

Oohh ya recordé, perdón es que ya me volvieron a conectar y  funciono de nuevo.



Pero hablábamos de que es muy sencillo hacer que una persona nos caiga mal. Pero eso se limita a la vida real porque en el cine o en las series de televisión los personajes más insoportables y extremadamente honestos nos parecen de lo más agradables e incluso llegamos a admirarlos. Obviamente en algunas ocasiones el humor se mezcla de manera acertada con la brutal honestidad, dando como resultado un ataque de risa pero hay veces que no entendemos absolutamente nada de lo que los personajes dicen. He aquí los tres ejemplos más claros de esta actitud patán pero que nos agrada demasiado que es imposible que nos caigan mal. Empezamos con:

El Doctor House.
Este magnífico personaje es interpretado por Hugh Laurie. El doctor House es un médico brillante que trabaja en un hospital (Obviamente) donde no puede ser despedido porque en verdad lo necesitan. Como todo hombre brillante y sumamente inteligente carece de amigos y es insoportable para todo el mundo puesto que le encanta hacer alarde de su magnífica inteligencia y a los demás no les gusta que les digan que son inferiores pero de manera sutil. ¡Qué digo de manera sutil, el Dr. Casa le encanta decir las cosas de trancazo sin andar midiendo sus palabras!

A que no te lo esperabas ¿verdad?

El Dr- House por si no lo conocían.

La historia del Dr. House explica que es un médico brillante. Los demás médicos lo necesitan para resolver los casos clínicos más importantes y extraños. Esa es otra buena cualidad del Dr.: Sólo acepta los casos más extraños que puedan aparecer. Si estás enfermo de gripe o tienes tos…

Como diría Forrest Gump.

… lo más seguro es que te mande directito a la goma. Los casos más extraños producen en él una extraña atracción y con clara razón. Imagínense atender a un individuo que dice que los extraterrestre bajaron de su nave, le inyectaron algo en su cuerpo para después venir por él. Me cae que sí alguien me dice que si me vuelvo médico voy a resolver esa clase de casos en seguida me salgo de mi carrera y me voy a estudiar de verdad. El Dr. House resuelve sus problemas médicos de una manera asombrosa: puede estar mirando a un borracho vomitando y en seguida le llega la respuesta, o más bien la cura, de los malestares de sus pacientes.

Además es la única persona capaz de curar el SIDA
con unos cotonetes.

Pero siendo tan brillante no le quita lo sangrón y lo mula. De hecho eso aumenta su egolatría y no son pocos los capítulos en los que ha hecho llorar a varias personas. Esto se debe a la tremenda sinceridad que posee, como ya lo mencioné antes. Dicen que la verdad es hiriente y en ocasiones es hasta un ataque, pero esta máxima posiblemente no la conoce el DR. House.

Nos encanta este personaje pero solamente verlo en televisión. Si vamos al IMSS posiblemente encontremos a un déspota, aunque nada brillante, y de seguro lo vamos a terminar odiando por su mediocridad.

¡Como es posible que yo esté tan grave y este &/€%/ del IMSS
Sólo me haya dado unas aspirinas!

Sheldon Cooper (The Big bang theory).

De él ya había hablado en otra ocasión pero quiero abordarlo de nuevo. Sheldon Cooper es un físico teórico que trabaja en la universidad haciendo sus investigaciones. El Dr. Cooper tiene tres mmm como llamarlos…. Pues les llamaremos “amigos” que son Raj, Howard y Leonard, además de una vecina que se cae de…. (Ven a lo que me refería con discreto) llamada Penny.

Cambiemos un rato.

Junto a sus amigos, Sheldon protagoniza una serie de aventuras pero para nada ñoñas o nerds o como sea que le llamen a ese tipo de actitudes.

El señor Cooper es de aquellos mataditos que a veces nos encontramos en nuestro salón de clases. Es interpretado por Jim Parsons, que de hecho ha ganado premios como “mejor comediante”. Consideramos que es un ojete agradable ya que su personaje gira precisamente en humillar a sus camaradas (quienes también son listos) haciéndolos ver muy idiotas. A su vecina Penny siempre la hace quedar como la idiota número 1 y con la actitud más pendeja posible. De hecho recuerdo una conversación que ellos tuvieron en un capítulo, cuando ella lo acompaña a comprar un traje para recibir un premio, que dice más o menos así:

Sheldon: pongo en duda tu premisa ¿Cómo puede hacer un traje que hable ante un salón lleno de personas?

Penny: ¡te dará confianza! Mira en ocasiones cuando me siento estresada por algo, salgo y compro un bonito top o una falda divertida y tenemos un completo nuevo punto de vista.

Sheldon: ¿Realmente no te das cuenta que eres la misma persona estresada con un top nuevo y una falda divertida?

Hahahahaha…..hahahahah…… este, ¿No les dio risa? Bueno pueden ver el video completo aquí.

Claro, no puede faltar la foto de Sheldon con su cara de emoticón: XD.

Al igual que el DR. House, Sheldon Cooper tiene muy pocos amigos y procura tener el menor contacto con la gente. Se caracteriza por su tremenda sinceridad acompañada con un amplio sentido del humor. De hecho no entiendo porqué nos cae tan bien el personaje de Sheldon si la mayoría de las cosas que critica las solemos realizar. Si en verdad existiera un Sheldon Cooper y fuera nuestro conocido (imposible decir que nuestro amigo) no nos gustaría en absoluto que nos dijera nuestras verdades de una manera tan “científica”.


Pero ahora vamos a hacer un cambio completamente radical, yendo desde lo más gracioso hasta lo más tenebroso, pero que no por eso le quita la esencia de lo que pretendemos demostrar o exponer y no merece que lo dejemos fuera. Otro dato curioso es que también es Doctor y se llama:

Hannibal Lecter.


Este enigmático personaje es interpretado por el excelentísimo Anthony Hopkins. Fue creado por Thomas Harris en sus libros, inspirándose en varios asesinos seriales que en verdad existieron. La primera vez que Hannibal Lecter apareció en pantalla fue en la película Manhunter, basada en el libro El Dragón Rojo. Obviamente aquí no apareció Anthony Hopkins, sino que el doctor fue interpretado por Brian Cox.

El primer Hannibal Lecter.

Cuando iban a empezar a filmar El silencio de los inocentes se les propuso a varios actores que interpretaran a Hannibal pero no aceptaron. Entre ellos figuraban Robert de Niro y Jack Nicholson.  Según dijeron éstos que el personaje se les hacía muy agresivo y por eso lo rechazaron.

Como si Jack Nicholson fuera una blanca palomita y sólo saliera
En películas cristinas.

Como sea lo importante es que Anthony Hopkins hizo un trabajo maravilloso con el Dr. Lecter y eso le mereció ganar un Óscar. Su papel hasta la fecha ha sido inigualable y según la American Film Institute Anthony Hopkins es el mejor villano, de una lista de 100, por su interpretación de Hannibal The Cannibal.

Y Darth Vader es el tercero……. ¿?..... yo no´más decía.

Al igual que los dos anteriores el personaje de Hannibal se caracteriza por su honestidad para decir las cosas. Con solo mirarte y analizar un poco tu actitud se puede dar cuenta de qué clase de persona eres, si vales la pena, o qué es lo que quieres. Si observa tus zapatos puede decirte que eres un naco sin clase, un rústico o una persona sin inspiración. Otra cosa que lo hace genial es que qué asesino te chifla “duérmete niño duérmete ya que viene el coco y te comerá”. A eso agréguenle que te preguntará, muy probablemente, si cuando mueras quieres tus intestinos adentro o afuera.

Si algún día te encuentras atrapando o siguiéndole la pista a un asesino en serie y decides ir a pedirle ayuda, lo más seguro es que te cuente un chorísimo filosófico y te deje más confundido. Eso es molesto pero es divertido e interesante verlo en las películas.

Y ¿por qué en México nadie lo llamó?

Si lo haces enojar lo más seguro es que pueda cocinarte y darte de comer a sus invitados. De hecho hace poco termine el libro EL silencio de los inocentes y recuerdo un fragmento donde Clarice Starling le pregunta por qué les dio de comer a los integrantes de la banda Sinfónica de Baltimore a su propio flautista y Lecter le contestó:

Hannibal: ¿Le ha pasado que en ocasiones recibe visitas inesperadas y no tiene nada que darles de comer y no le da tiempo de ir al súper? (No es cita textual debido a que no encontré la página, pero es algo parecido).

No sé porqué tengo la impresión de que quiere comerse a Oscar.

Yo sé perfectamente que muchas cosas no concuerdan entre Hannibal y Sheldon Cooper y Dr. House. Es más podría ser un error englobarlos a los tres puesto que uno es un asesino despiadado, el otro es un doctor culero y el restante es un científico cagado y chistoso. Lo único compatible es que los tres son doctores y todos tienen una honestidad odiosa que los vuelve únicos. Y este era el meollo del artículo, demostrar que por muy odiosos que sean los personajes nos caen muy bien, aunque de forma indirecta nos digan nuestras verdades, algo que en la vida real ni de chiste ocurriría.

4 comentarios:

  1. "De él ya había hablado en otra ocasión pero quiero abordarlo de nuevo."

    That's what she said.

    ResponderEliminar
  2. amo a house!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. No se que pasa con esta cosa horrible! Desde tu artìculo anterior he querido comentarte pero no puedo!
    Ya tenia tu comenario y zaz! Movi torpemente una tecla y desapareciò! Va de nuevo...
    Excelente elecciòn!! Los 3 son odiosamente adorables!! Aunque me gustarìa saber por simple curiosidad, si tienes alguna caracterìstica que te identifique con ellos. No te conozco, pero por tus artìculos y la forma en que escribes me da la impresiòn de que podrìas ser como cualquiera de los 3. Eso sì, es indiscutible que eres muy inteligente y con un sentido del humor mordaz. Me equivòco? Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar