23 dic. 2010

Un Cuento Navideño.





La EEC de Londres se enorgullece en presentar al autor de rimas navideñas mundialmente reconocido Ater Cacrena, que como todos los años nos presenta un bello cuento navideño de su selección. Este cuento se titula “Siendo Santa Claus Brevemente”. Denle play al siguiente video y luego ignórenlo y sigan leyendo, sólo es para tener un fondo musical apropiado. Disfruten.


Este cuento que les quiero narrar, es por demás muy interesante.
Trata sobre un tipo llamado Ater, todo un ignorante.

Sin embargo este alegre joven muchas aspiraciones tenía,
Pues ser Santa Claus, a toda costa quería.

Cada año durante navidad preguntaba “Cómo será ser Santa?
‘Contéstame abuelita, o te corto la garganta”



Tras mucho tequila beber, finalmente un plan desarrolló,
La forma de ser Santa, en el fondo de la botella halló.

Durante meses buscó e investigó, acechó y esperó,
Y la madrugada del 14 de mayo de 2010, a Santa Claus secuestró.

Ater hablaba consigo mismo, narrando su conclusión,
La narraba con alegría y gran emoción:

“Durante la navidad, Santa trabaja en su taller del Polo Norte,
El resto del año lo pasa en su casa de verano, cogiendo con su consorte.”

En el rancho de La Cabaña, en el estado de Querétaro,
Santa a su casa llegaba, mas lo que le esperaba, era similar al tártaro.

Ya que su camioneta Santa había estacionado, Ater lo pudo sorprender,
“Tranquilo Santa” su boca decía, pero su mente pensaba “Te vas a joder.”

“No he venido a saludarte o asustarte, más bien a secuestrarte,
‘Pues durante mucho tiempo, he querido suplantarte.”

“Tienes idea del problema en el que te estás metiendo?” dijo Santa perplejo,
“Para mi que andas pedo o revientas de pendejo.”

Santa dijo convencido que no era Santa sino un político,
“Soy el jefe Diego, y si crees que me vas a secuestrar, tienes cerebro de sifilítico”


Era un error garrafal, la pata había metido!
Pero Ater no lo quiso escuchar, él estaba convencido.

Ater no creyó lo que se le decía, y continuó con su plan al pie de la letra,
“Ya verás que a partir de esta noche, en 7 meses nadie te encuentra.”

El joven, que olía como si un vago y un cadáver se hubieran fusionado,
Buscó su cuchillo en vano; en un lindo pandita lo había dejado clavado.


Asustado trató de buscar un arma que estuviera a su alcance,
Pero Diego de un puñetazo en el hocico, lo sacó de balance.

Un forcejeo se desató, y a Diego de la boca se le cayó el habano,
Esta oportunidad aprovecho Ater, tomó el largo puro y se lo clavo a Diego por el ano.

Del tremendo dolor el jefe Diego se desvaneció en agonía,
A su culo le habían robado la soberanía,
Mas este asunto… lejos de terminar estaría.


Este es el intermedio, y me tendrán que disculpar,
Pues con esta sexy duende, un rato voy a fornicar.


No me importa lo que digas, no me puedes engañar.
Deja de fingir, tú también le quieres dar.


Tras pasar varias horas inconciente, Diego despertó tambaleante,
Soltó un suspiró de desesperación, pues a Ater tenía delante.

“Bienvenido a mi guarida”, le dijo al barbudo panzón,
Quien a una silla estaba amarrado, aumentando su desazón.

“Gracias a tu estupidez todo mi día quedó arruinado,
Maldito seas, ebrio idiota mal abortado.”

Ater explicó al jefe Diego el motivo de su secuestro,
“Pero primero deja de insultarme o a patadas yo te entro”

“Si dinero es lo que quieres, te puedo dar mucho,
Pues en eso de las finanzas soy muy ducho.”

“No me interesa tu dinero, mi aspiración es otra…
Aunque de recibir algunos billetillos, no estoy en contra.”

“El mundo podrá no saberlo, pues eres bueno escondiéndolo,
Sé que Santa eres, aunque finjas ser malévolo.”

“Como político y ex-senador, te llaman Jefe Diego,
Sin embargo en navidad, a la gente das sosiego”

“A los niños bien portados, juguetes traes de a montón,
Mas lo que a mí me interesa, son todas las mujeres que te tiras sin condón.”


Ater explicó su plan a Diego largo y tendido,
Aunque no lo voy a poner, porque la neta está medio aburrido.

“Esto que estás haciendo con gran obstinación,
Es sin lugar a dudas, toda una abominación.”

“Yo no soy Santa Claus, me estas confundiendo,
Y un grave delito, reverendo imbécil, estás cometiendo.”

“Santa eres, no mientas, aunque por lo que voy a decir no sientas atufo…
También le das un aire a Papá Pitufo”


Ater mantuvo a Diego cautivo en su guarida,
Mientras él corría hacia su casa, al final de la avenida.

A su casa Ater llegó, un contenedor de basura de hojalata,
A donde no se acercaba, ni la más asquerosa y fea rata.

Pasó ahí la noche con tranquilidad, pues mañana lo esperaba un gran día,
“Al fin podré ser Santa, que gran alegría!!”

Es importante recordar, que nos encontrábamos en mayo,
Nadie celebraba navidad, ni aunque fuera uruguayo.

Pero esto a Ater no le molestaba, ser Santa él quería,
Y el pequeño detalle de estar a mediados del año no lo detendría.

Se despertó con premura, ni un momento se atrasó
Y desde esa mañana hasta diciembre, cada día de la semana esto pasó…


Y aquí de nuevo tendré que parar,
Pues mi glándula de rimas se acaba de secar.
Denme unos minutos y podremos continuar.


Otro intermedio, perfecta oportunidad,
Para ver a estas lesbianas, alegrando la navidad!


Los que en este sitio trabajamos, no tenemos ni para el autobús,
Pero con esas dulzuras le deseamos, un feliz cumpleaños a Jesús!


Era 19 de diciembre, ya casi era navidad,
 Ater sería Santa, vaya atrocidad.

Tras alimentar al pobre Diego, éste pidió a Ater un poco de atención.
Estaba a punto de hacerle una enorme petición.

“Escúchame bien grandísimo animal,
Si no me vas a liberar, al menos no hagas más grande este mal.”

“Mis obligaciones como Santa debes de cumplir,
Al centro comercial con los niños tienes que ir”

Ater debió quedarse pasmado, eso yo intuyo,
Tras 7 meses de puros insultos, Santa finalmente era amigo suyo.

Le había dado la responsabilidad de ser Santa el mismo Santa,
De la alegría, Ater casi canta.

Alegre salió corriendo, lleno de regocijo,
Mientras Diego perdió la rima y con sarcasmo dijo:

“Hah! Vaya retazo de pendejo, se lo creyó.”

Entonces tras meses de intentarlo, una mano pudo liberar,
Estiró su mano para alcanzar un teléfono y con velocidad se puso a marcar…

Ater no tenía para el taxi, no recibía aún el dinero del rescate,
Tuvo que correr para llegar a tiempo… aguacate.



Todo estaba preparado en el centro comercial,
Iba a ser una mañana en verdad muy especial.

Su cómodo asiento lo esperaba junto a los niños formados,
Vio a sus duendes con mallitas y pensó “bola de afeminados.”

Uno tras otro, los niños iban pasando,
Pero por una extraña razón todos terminaban llorando.

La madre de un pequeño se acerco a escuchar curiosa,
Y tras unos segundos se llevó a su niño furiosa.

Pues mientras en su regazo al pequeño mecía,
Santater tranquilamente decía:

“Creerás que mientras venía, pisé caca de reno con mi bota?,
Qué tal si me la limpias con tus manitas, mientras me fumo un churro de mota?”

Tras este incidente, llego a Santater el momento de gloria,
Pues ocurrió algo que le puso el miembro duro como zanahoria.

De un grupo de animadoras era el turno en la fila,
Mientras Santater luchaba por contener a su anguila.

No era sorpresa que estuvieran tan buenotas,
Pues estas eran, ANIMADORAS DE LOS PATRIOTAS!!


Las animadoras se acercaban con gran seducción,
Ater finalmente pudo ocultar su erección.

“Hola Santa! Qué alegría verte!”
Dijo una animadora, mientras Santater agradecía su suerte.

“HO HO HOLA MIS NIÑAS! Qué alegría verlas,
Seguro ustedes quieren montones de perlas!”

“Mas antes les pregunto, por simple curiosidad,
Para no ir a la cárcel… todas son mayores de edad?”

“Somos niñas grandes, no te preocupes cariño,
Ya ninguna de nosotras usa corpiño”

Santa ligeramente empezó a babear,
Sin esto importarle, a la primera hizo pasar.

Cuando en su regazo la tuvo, dijo derecho,
“Esta noche Santa quedará satisfecho.”

“Dime pequeña, para navidad qué deseas?
Se ve que en ese pecho muchos anhelos acarreas.”

“Soy muy alegre con lo que ya tengo,
Sólo un par de cosas a pedirte vengo”

“Quiero ver a mi equipo en el supertazón,
De verdad lo deseo con todo el corazón.”

“Pero más importante y menos fugaz,
Deseo que en el mundo haya amor y paz.”

“Oh pequeña dulzura, que cosas tan hermosas pides,
Con mi deseo de que ganen los Patriotas tú coincides.”

“Santa tiene que hacerte una confesión,
Yo también tengo una gran ilusión.”

“Mas el deseo que Santa tiene es superior,
Lo que yo quiero es quitarte la ropa interior.”

Santa esperaba un golpe en el tracto digestivo,
Mas la reacción fue de tono festivo.

“Tu petición es inesperada Santa, lo tengo que admitir,
Aunque hay un secreto que te voy a decir.”

“Mis amigas y yo tenemos una fantasía:
Revolcarnos con Santa Claus todo el día.”

Santater a mirar a las animadoras procedió,
Y en ese justo momento, el equipo entero le sonrió.


Dejando montones de niños ya sin alegría y llorando,
Santa rodeado de mujeres a un hotel se dirigía saltando.

Mientras, gritaba extasiado a todo pulmón “Animadoras!
Agasájense que hay Santa para todas!!”


Caballo retrasado.


Qué? No todo intermedio puede ser de mujeres atractivas y rimas!


Ater salió del hotel a las 5 de la madrugada,
Después de pasar con las animadoras tremenda velada.

De tanto joder se sentía muy macho,
De tanto beber seguía todo borracho.

Para Santa era un bochornoso momento,
Incluso lo captaron las cámaras de seguridad en el estacionamiento.


Su paradero pronto fue un misterio, era como un errante judío,
Seguro se quedó dormido en un terreno baldío.

Nunca se enteró que el jefe Diego usando su celular,
Había llamado a sus guardaespaldas, que lo habían ido a rescatar.

La mañana del 20 de diciembre, frente a los medios apareció,
Y con gran fortaleza compareció.

Antes de que pudiera contar una experiencia que no envidio,
Un imbécil se puso a hablar, ganándose una mirada llena de fastidio.


Finalmente Diego pudo hablar,
Luego de al imbécil asesinar:

“Soy un hombre de fe, no importa lo que pase,
A mis secuestradores, los perdono con clase.”

Debilitado por su experiencia, muy poco él habló,
Pero en cuanto entró a su vivienda, su secreto reveló.


“Duendes y elfos míos, su líder está en buen estado,
Mas no puedo evitar, estar bien emputado!”

Ater había tenido razón a pesar de su mente atróz,
El jefe Diego en verdad era Santa Claus!!

“Falta poco para la víspera de navidad y mucho tiempo he perdido!
Pues un subhumano desgraciado, de mi libertad me ha evadido!”

“Tenemos que trabajar aprisa, eso no es debatible.
Arreglaremos el problema, aunque nos parezca tarea imposible.”

“Tener lista en 4 días la navidad,
Esa es ahora nuestra prioridad!”

Los duendes y elfos que ahí estaban reunidos,
Saltaron alegres y se apresuraron a trabajar decididos.

Santa giró hacia los duendes de las fuerzas especiales,
Del reino navideño los más efectivos y letales.

“Para ustedes hay otra misión,
Encuentren de inmediato a ese recabrón!!”

Del coraje y la preocupación, Santa Claus casi se queda calvo,
Pero ahora la navidad se encontraba a salvo.

Y una vez que lo hubieron encontrado,
Por la navidad casi haber arruinado,
Santa Claus convirtió a Ater en un duende retrasado.


FIN.

Ater Cacrena les desea a todos una Feliz Navidad!! Menos a los judíos… los judíos no celebran la navidad.

5 comentarios:

  1. Ahora si te la arrancaste!! No mames, te quedó poca madre, ca!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno jajaja... "aguacate" magistral...

    ResponderEliminar
  3. muy bueno, la idea es interesante y graciosa pero algunas lineas no tienen ritmo y suenan feo y encontré unas falsas rimas pero está de huevos cabrón.

    ResponderEliminar
  4. no mames hahahahahaha "aguacate" todavía me estoy riendo wey hahahaha rifado rifado aunque concuerdo con anonimo pero está chido hahahaha

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar