11 ene. 2011

Historias sobre la carretera.


Se acabó. Ya me tiene harto este trabajo, estoy cansado de despertarme todos los días a las once de la mañana y de pasarme todo el día trabajando…entendiendo que trabajar para EEyC es estar rascándome las cantidades industriales de pelusa que salen de mi ombligo, tomando cerveza obscura con mi sombrero nacho en la cabeza; todo eso mientras hago mi trabajo investigativo viendo “Cops”, “Most Daring” y demás videos morbosos en youtube…por esas y muchas otras razones, creo que es hora de bien merecido descanso.

Ah, nada mejor que ponerme mi vieja mochila al hombro, aquella que me ha acompañado a tantos lugares y que me ha visto hacer todas las pendejadas imaginables….en fin, es tiempo de salir a la carretera a dar el rol…ahh, váyanse al diablo con la vida cotidiana, no hay nada como tener el aroma del estiércol seco y de la provincia en la cara.

Ahora solo necesito transporte…

¡¡Y que pedo!!

Muy bien, ya tengo el transporte, ahora necesito aprender a manejar un maldito camión de veinte putas ruedas!!!...¡Ah cabrón!... ¿Quién putas eres tú?


- Bob…súbete, pedazo de idiota.

-¿De donde chingados saliste?

-No lo sé, el de la marihuana eres tú.

-Bien…Bob…mmmm, si eres un producto de mis alucinaciones ¿Entonces por qué no tienes un nombre más cagado?....te gusta Serafio, Nepomulceno…eh, que me dices?

-¡Bob!...

…créeme, no te conviene hacerme enojar.

Bien, supongo que este cabrón esta aquí para conducir el camión y que yo pueda echar la weba durante todo mi viaje. Analicemos la situación, tengo el camión, tengo chofer y aparentemente tengo marihuana…me faltan dos cosas: la primera, una calcomanía amigable para adornar el camión, a falta de una happy face, creo que esto la armará:




Ahora solo falta algo esencial y sin lo cual no podemos salir…un casette con música de trailero.



Uhmmm…lado B del casette (pinche stereo de mierda) ahora sí… ¡Música de trailero!


Voz del narrador de su preferencia, aunque el autor sugiere ampliamente que se formen la imagen mental de James Earl Jones o Morgan Freeman diciendo: Algunos minutos después (y cobrando cinco millones de dólares por ello).

-Oye Bob…¿Ya vamos a llegar?

-No [molesto]

Narrador: otros cinco minutos más tarde.

-Bobbb….¿Ya vamos a llegar?

-¡Ya te dije que no, pedazo de idiota! Revisa el mapa.

-Mmm, según esto…estamos a medio milímetro de Zacatecas… ¡Y mira, del otro lado viene una brujita de poca madre!

-¡Deja de rallar el tablero cabrón!

-Oh cabrón, ps estoy aburrido…ya mero se acaba la canción y ya me eché todas las novelas de trailero que tenías en la guantera…

…ah, me falta está…¡García Márquez es un pendejo!

-Ahora si cabrón, ya terminé todas las novelas de trailero…y creo que vas a tener que lavar las vestiduras! –se hace un silencio incómodo- … y que pedo ¿Ya vamos a llegar ahora sí?

-Ah me lleva la chingada…mira pendejete… ¿Si te cuento algunas historias muy cabronas sobre cosas sobrenaturales te callas le hocico?

-Simona la mona, Bob.

-Bueno, esta historia le pasó hace mucho tiempo a un amigo…

-Espera, espera…deja me pongo mis lentes…

…ahora si ¡Échale cabrón!

Narrador: Lo que siguió fue una de esos efectos de desvanecimiento que siempre se usan en las películas cuando alguien recuerda algo muy cabrón o de hace mucho tiempo, ya saben, de los que van acompañados con sonidos de arpas…fue eso o el madrazo que Bob le metió en la cabeza a Odraude para que finalmente se callara y lo dejara empezar su relato.

La cita con el diablo

-¿Se oye cabrón verdad? …

… ¡Pues ahora cállense y lean!

La siguiente historia no tiene un nombre específico, pues quien chingados se va a andar acordando ¿no?, pero se basa en las experiencia del primo de un amigo mío. Se dice que hace mucho tiempo (cuando los gays no estaban tan orgullosos de serlo), en una población muy lejana cuyo nombre me importa un carajo… 

Narrador otra vez (lo traemos en putiza): para esto, Bob, como profesor universitario que es, puede usar lenguaje formal, informal y “guarro” cuando se le da la gana hacerlo…así es, el ser camionero es meramente un experimento sociológico.

…habitaba una mujer de una hermosura sin igual a la que llamaremos María, de esas que ves y dices “no mames” y cuyos encantos eran tales que hacían que todos los hombres del pueblo, que llamaremos “Tehuacán York”, necesitaran sillas de ruedas para sus miembros.

En el lado opuesto de nuestra historia tenemos al único de los incontables pretendientes que esta mujer tenía, el hombre más apuesto, gallardo, inteligente y  amable de Tehuacán York:



Al ser Serafio (nombre que me acabo de acabo de sacar de la golpeada y coagulante cabeza de Odraude) la mejor opción en el pueblo, repito, la mejor opción; nuestra dama se dejó seducir por su personalidad y sus modales refinados, pero este personaje, al igual que en todas las canciones rancheras y las novelas de televisión abierta, tenía un defecto que los separaba en dos mundos completamente distintos y ponía entre ellos una brecha insuperable…su único defecto era su pobreza. Razón por la que la familia de María se opuso rotundamente a cualquier clase de compromiso entre ellos dos, claro que esto no evitó que apuñalaran al oso en cualquier oportunidad que se les presentaba. 

Llevándose a cabo esta historia en el genial siglo XIX provinciano, donde podías simplemente ir a tu granero, agarrar el lazo de tu preferencia, cabalgar hasta el balcón de tu amada, “amarrarla como puerca” y escapar de ahí con ella atada a tu caballo hacía cualquier lugar que se te viniera en gana sin que nadie te dijera nada, y si te lo decían…pues simplemente te blandías en duelo de sable o de pistola y solucionabas el problema.

O todavía más chingón si combinabas los duelos de sable y de pistola (je, chingón para el de la pistola):


Videos tu.tv
Y si no me creen…¡¡¡Que quien chingados soy yo, además de la voz de James Earl Jones o Morgan Freeman (o Juanes para Latinoamérica jaja) retumbando en sus cabezas!!! …chequen esta recreación.

Esos eran los buenos tiempos.

Precisamente esta fue la solución que Serafio divisó para sus problemas, pues después de pasar todo el día gastando los 2 pesos que ganaba quincenalmente en litros de pulque y discusiones de “You know how I know you`re gay” en la cantina local.

Así que completamente ebrio pero resuelto a finiquitar sus ideales, Serafio ensilló a su caballo de preferencia después de varios intentos de ensillar a la de ahuevo al perro chihuahueño del cantinero insistiendo en que era su corcel…y se fue a robarse a María.

Una vez en su casa (no en la de ustedes, porque ps taría cabrón), abrió la puerta trasera y fue hasta su habitación para despertarla de un pinche cachetadón. Una vez madreada pero despierta, María aceptó huir con él por que lo amaba, pues toda mujer sabe que la mejor prueba de que un hombre la quiere es cuando le pone en su madre, de ahí el clásico lema mexicano de “si no me pega no me quiere” que es, según fuentes oficiales, el segundo más citado después de “el respeto al derecho ajeno bla bla bla…”.

Créeme mujer, si lo digo es porque es verdad.

Salieron por la parte trasera de la casa de la misma forma en la que Serafio entró, pero el caballo empezó a relinchar en señal de “no mames” cuando María intentó subirse en él, por lo que Serafio tuvo que alejarse de la casa a pie hasta estar a una distancia en la que nadie los escuchara y entones ponerle unos madrazos al caballo y otros a María por no saberse subir a un caballo.

Cuando estaban en las afueras del pueblo, Serafio detuvo el caballo justo debajo de un gran árbol viejo y muerto que era punto de referencia para todos en Tehuacán York, entonces se volteó para ver a su belleza de piel morena, cabello entre castaño tirándole a rojizo, ojos rasgados y sonrisa encantadora:



Pero cual fue la sorpresa de Serafio que en vez de María se encontraba un ser demoniaco de un color rojo sangre, con cuernos en su frente, una cola que asomaba de su espalda, unos infernales ojos verdes rasgados y una sonrisa que dejaba entrever una sonrisa que no era de este mundo:

Fue lo más parecido que Morgan Freeman encontró en la red.


Quizás más espantado por el hecho de que se estaba tirando a una mujer más fea que el diablo mismo…o por cualquier otra razón, Serafio aventó a la criatura del caballo y cabalgó vuelto madres de regreso a Tehuacán York mientras escuchaba las risas infernales que la criatura emitía desde aquel árbol.

Se desplomó justo afuera de la puerta de su casa y quedó inconsciente durante días según dicen los que estaban ahí…una vez que despertó y refirió a todos la espantable historia, la comunidad entera de Tehuacán York miró con repudió a María y a su familia quienes, debido a las amenazas que comenzaron a recibir de los fanáticos religiosos, tuvieron que abandonar la población para no volver jamás.

Fin.

Otro efecto de recuerdo borroso el cual nos trae de vuelta a la cabina del trailer con Odraude y Bob:

-Ahhhhh….no mames…..¿Bob?

-¡Quéeeeee pedo!

-¿Podemos recoger a ese vagabundo?

-Umta madre, ps ya que conté mi historia a gusto...orale!

Narrador: 5 minutos después.

-Bob… ¿Podemos recoger a ese otro?

-¡Umta madre…ps ya que!

Narrador: otros cinco minutos después.

-Oye Bob, hay algo que no me has dicho….¿A dónde vamos?

-Míralo tu mismo, ya llegamos…

-¡Nooooooooooooo!

Odraude es parte de la mafia que controla el tráfico de videos de Youtube. Cuando no está en el baño con diarrea o escribiendo artículos a base de Wikipedia, puedes encontrarlo quemando cruces con sus amigos del KKK (Kool Kids Klub). Para presentar una queja o unirte a su secta lo encuentras aquí y aquí.

6 comentarios:

  1. Ok, chingo a mi madre por los errores de dedo que cometí a la hora de escribir...y también porque dios me sigue odiando y marca el artículo como si fuera de ayer

    ResponderEliminar
  2. Aaah no mames hahaha pasado de verga, ora sí te vendieron de la buena.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, Lalito, està buenisimo tu relato! Serafio y Maria, què historia de amor! Tal para cual, no crees? Algo me llamò la atenciòn, o sea tu me quieres mucho, me lo demostraràs con una buena mad...?? Eso no està padrè eh? Ya no te quiero!! Hum!!

    P.D.1. Imaginate, yo tambièn te quiero haaaarto, puedo demostrartelo de la misma manera que tù? jajaja. Ah, me apartas mi tamalito con un bolillito adentro, va?

    P.D.2. Creo que ya lo habias notado y si no, pues te lo digo. Esta cosa tiene un retraso de 2 horas, es por eso que tus artìculos no se publican en la fecha que los subes. Tienes que hacerlo despùes de las 2.00 a.m., simple observaciòn. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Si ahora si me vendieron de la 100% pura y pues la historia es realmente una historia que me contaron en la carretera, obviamente le puse en la torre a todo el suspenso y la atmoztfera original.

    Dejaré en suspenso lo de las cachetadas jaja...eso era en el siglo XIX, no sé si actualmente alguien (además de Sean Connery lo haga) y si ya está apartado el tamal. Y mira de lo que se entera uno jaja no sabía del retraso del blogger je, pero gracias Ale.

    ResponderEliminar
  5. YO QUE PENSE QUE DESCALABRAR AL MURCIELAGO ERA NACO WEY

    ResponderEliminar
  6. yo namas me sabia :

    tranquear al animal
    palear al zorro
    escribirle a la cigùeña
    meter el camaron a la olla
    darle su alpiste al pajarito
    mojar el bizcocho
    hundir los pelos
    sembrar yuca
    estar como la caña en febrero
    echar patadas
    limpiar los cabezales
    armas al hombro
    mandar a la guerra al soldado
    sangrar al murcielago
    tronar el cacahuate
    subirse al guayabo
    enterrar a tu mejor amigo

    a si y:
    darle escobazos a la rata

    algo asi no?

    ResponderEliminar