23 feb. 2011

Literatura y zombies.


Hace unos días estábamos reunidos en EEyC yo, Ater y el excorrector de estilo, al que llamaremos X, reunidos como siempre y discutiendo sobre economía internacional, el caso Florence Cassez y “García Márquez jugando al dominó”, entre otras cosas.

Fue entonces cuando X mencionó algo sobre novelas clásicas adaptadas con temática zombi, y dio ejemplos como “El Quijote Z”, “Lazarillo Z”, “Orgullo y Prejuicio…y Zombies”, entre otros.


A lo que respondí con la misma cara de idiota que siempre pongo cuando no entiendo algo o cuando siento que me están timando, acto seguido lo mandé al diablo. Pero quien iba a decir que unos cuantos días después y mientras estaba viendo que libro robarme de una librería X, cuyo nombre no quiero mencionar pero que parece a libertador hindú, me encontré con un ejemplar de “Orgullo y Prejuicio y Zombies”, por lo que me dispuse a guardarlo en mi entrepierna.



Por alguna razón, creo que no se vio bastante convincente el bulto que sobresalía de mi entrepierna y razón por la que el gorila que vigilaba la puerta me dijo:

-No, poli…le…le juro que no traigo nada…y mucho menos que estoy feliz de verlo.

Me dí cuenta de que mi transpiración excesiva y mi hablar pausado no eran signos de credibilidad por lo que me eché a correr hacía la calle gritando como loco y haciendo sonar el…el… ¡La cosa esa que está en la entrada de cualquier establecimiento!

-¡Suelten a los perros!


Así que de un momento a otro me encontraba en el hospital con heridas en todas las partes de mi cuerpo y, por alguna extraña razón, orinando hacía arriba. De manera que me dí cuenta de que estaría ahí mucho rato, así que pedí una computadora “en chinga” y me puse a escribir sobre lo único que recordaba antes del ataque…la literatura zombi.

Como les había dicho, la temática zombi ha estado tomando importancia en los últimos tiempos y entregando productos como las ya mencionadas adaptaciones de novelas clásicas, así como creaciones bastante chingonas como “Cell” de Stephen King (que no he leído por estar leyendo “Oscura”, pero que dicen que está muy chingón), “Zombi-Guía de supervivencia”, “Guerra Mundial Z” ambos de Max Brooks y, el que destaco por sobre todos (incluyendo las adaptaciones)…¡¡ABRAHAM LINCOLN: VAMPIRE HUNTER!!


Léanlos, vean este video y ya la armaron.

Ahora, no me van a dejar mentir cuando digo que este resurgimiento del tema zombi llega en el momento más que oportuno para la ficción de horror, cuando más lo necesitamos, es decir:
¡ANTES DE QUE STEPHENIE MEYER O ANNE RICE (Y/O DERIVADOS) LE PONGAN LAS MANOS ENCIMA!

-¡Lo estás pensando! …no, espera ¡No lo pienses, por favor…los zombies son los únicos que nos quedan!

¿No me creen? Analicémoslo y solo por esta vez dejemos de lado todos los antecedentes de la decadencia de los vampiros y su actual putez, concentrándonos en Crepúsculo. Ahora, estoy consciente de que no se puede criticar algo sin conocerlo, y que seguramente los defensores de Crepúsculo y similares me dirán, pero desafortunadamente PARA ELLOS, se la pelan porque en alguna ocasión… 

(Si, chingo a mi madre y creo que me volverán a echar a los perros de ataque por esto)

…leí, con fines meramente investigativos, dos o tres paginas de “Eclipse” y eso fue suficiente para convencerme, y argumento lo siguiente:
                      
En cuanto a la apariencia…simplemente hagan este comparativo:

¿Alguna duda?

Respecto a todo lo demás, les cuento lo que leí en aquella ocasión “no sé que pendejo vampiro tenía un examen en la prepa”…bueno, no decía tal cual pero puse lo esencial. Simplemente ¡Qué clase de vampiro va a la escuela! Eso me hizo aventar el libro a la chingada, quemarlo y usarlo como papel de baño…eso y el hecho de que arruinaron cuatro cosas:

1-El nombre Edward.

2-A los vampiros (por las razones antes expuestas y un sinnúmero más).


4-La carrera de Kristen Stewart, quien pasó de ser la morra sabrosa que sale al final de “Jumper” y en “Los mensajeros” a ser la morra sabrosa que sale en Crepúsculo (entendiendo a “salir en Crepúsculo” como una mentada de madre en domingo y muy temprano).

Aunque igual y la perdonamos.

Mismo caso con Anne Rice, de quien leí “La reina de los condenados” y no aguanté la mitad debido a la putez que se manifiesta en el libro, más en lo que se refiere a los tipos esos de “Entrevista con el vampiro”. Lo que es peor para todos nosotros es saber que no contentos con darle en la madre a los vampiros y a los hombres lobo… ¡Ahora van por Frankenstein!

Afortunadamente, el género de los zombies está siendo defendido por muchos frentes como en los videojuegos…échenle un ojo a "Red Dead Redemption: Undead Nightmare”.


Además de que Guillermo “Don chingón” del Toro parece estar listo para darles una patada en sus afeminados traseros y sacar su propia versión, y cabrona por antonomasia, de Frankenstein, de la misma forma que lo hizo con los vampiros al lanzar su trilogía de la oscuridad.

-¡Hey Meyer y Rice, métanse esta en su…mmm…ahí!

Además de eso, tenemos como garantía el hecho de que un zombi es lo más asqueroso y repugnante que puede existir en este mundo, y lo digo como un cumplido a los zombies, de forma que estaría muy cabrón hacer una versión gay de un zombie con un cutis perfecto que no se muere de un disparo en la cabeza y que tiene que decidir entre dos víctimas a las cuales quiere comer pero que se enamora de ambas, todo esto mientras se prepara para su examen de Trigonometría III.

Bueno, mejor ya no digo nada porque igual y alguna escritora inglesa lo toma como un reto.

Pero volvamos a las adaptaciones zombies, por ejemplo ¿Se han preguntado como quedaría un libro X adaptado a temáticas zombies? Bueno, yo he pensado en algunos ejemplos de libros que quedarían pocamadre con zombies en ellos, guardando todas las proporciones y tratando de no meterse con los pros…porque quienes lo hacen no terminan bien, pero bueno, veamos como quedarían…por ejemplo:

100 años de zombies.


Imaginen como quedaría Cien años con zombies corriendo por todos lados y matando a todos en Macondo, para que vean que quedaría chingón, me permito y quizás García Márquez me demande por todo lo que tengo durante lo que resta de mi vida, y la vida de mis hijos y la de los hijos de mis hijos, veamos el inicio de Cien años:

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en la que su padre lo llevo a conocer a un zombi”

“Mire mijo, algún día…este zombi será suyo”

O el final:

“Y entonces vio al niño. Era un pellejo hinchado y reseco, que todos los zombies del mundo iban devorando y arrastrando trabajosamente hacía sus madrigueras, por el sendero de piedras del jardín. |…| En aquel instante se le revelaron las claves definitivas de Melquíades, y vio el epígrafe de los pergaminos perfectamente ordenado en el tiempo y en el espacio de los hombres: El primero de la estirpe está amarrado en un árbol y al último se lo están comiendo los zombies.”


Igual y le arruiné el final a alguien pero en fin, el punto era mostrar que quedaría chingón con zombies. Otro libro que daría un giro completamente podría ser “La Metamorfosis” de Franz Kafka, no es que no esté chingón pero mejoraría un poco…porque al menos dejaría de ser un bicho que se muere de un madrazo con una manzana que se le queda atorada, a un zombie que se muere del madrazo que le pusieron con una manzana…y aquí si les arruiné el final, creo.

Otro ejemplo y que sería como que el patea traseros de todos los libros sobre como sobrevivir a un ataque zombi, sería:

El arte de la guerra (zombie version).


Veamos algunos puntos que se mencionan en “El arte de la guerra” que sería como la primera guía elaborada jamás para matar zombies y sobrevivir a una epidemia de virus T; y que también harían que Sun Tzu fuera considerado como el primer patea traseros de zombies chinos de la historia.

Pongan una cabeza decapitada en su mano derecha y listo.

La versión zombi de “El arte de la guerra” mencionaría algo así:

-El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando los zombies se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del un zombi o grupo de zombies, hacerles creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca. Poner cebos para atraer a los zombies.

-Si los zombies se hallan bien preparados tras una reorganización, intenta desordenarlos. Si están unidos, siembra la disensión entre ellos. Ataca al zombi cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera. Estas son las claves de la victoria para el estratega.

-La victoria completa se produce cuando el ejército no lucha, la ciudad no es asediada, la destrucción no se prolonga durante mucho tiempo, y en cada caso el zombi es vencido por el empleo de la estrategia.

Ahora que la versión resumida es:


Como lo pueden ver, los zombies son aplicables a la mayoría de las obras creadas por el hombre, parecen ser resistentes a cualquier intento de adaptación cursi y están volviendo a estar de moda. Así que denle una checada a todo lo que tenga que ver con los muertos vivientes, excluyendo actos de necrofilia o profanación de tumbas, porque esos ya están apartados para los columnistas de este sitio.

Para cualquier comentario adicional, alabanza, standing ovation, propuesta indecorosa, queja, sugerencia, mentada de madre, amenaza de muerte, pacto de sangre... me encuentran aquí y aquí.

9 comentarios:

  1. Aclaro que el "me dan ganas de vomitar" es un punto positivo :) haha

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas ideas para que Carlos produzca, dirija y actúe en otro corto. Obvio, con tu asesoría, estaría genial, no crees?? Aunque pensándolo bien, no te vendrían mal unas clases de actuación tipo "Cómo borrar la eterna sonrisa a un zombie"? =). Esto último es en "venganza" por haberme arruinado el final de 100 años de soledad... Hum! Toy molesta contigo eh?

    ResponderEliminar
  3. jaja si, yo mejor terminé mi cortísima carrera como actor a causa de la sonrisa...y en cuanto a "cien años" psss todavía te falta todo el rollote que hay en medio jajaja...pero bueno, creo que si arruiné el final.

    ResponderEliminar
  4. Odraude es tan chingón que ya no lo felicitan a él, felicitan a sus artículos!

    ResponderEliminar
  5. naaaa!!! dos tres he no t mojes. ideas rescatables (ejemplo las puterias de crepusculo y eso) pero otras muy muy pero muy pendejas (porejemplo q te la prolongas con libros q deporsi son muy buenos tratando de hacerlos mejores). conclucion see original pinche rraterete!!! jejeje

    ResponderEliminar
  6. Pues dudalo querido, pero la plaga cursi ya invadió a mis amados zombies: Warm Bodies se llama la novela donde un zombie se enamora de la novia de una de sus víctimas. Hasta peli le quieren hacer.

    ResponderEliminar
  7. Estamos al tanto... y estamos preparando las escopetas.

    Aunque Simon Pegg comentó en su cuenta de Twitter que ya leyó la novela y que no está increíblemente pendeja. No sé cómo tomar eso porque Simon Pegg es un genio... pero también le da por ser muy troll.

    ResponderEliminar