19 abr. 2011

Semana santa: traumas causados por ella y recomendaciones para sobrevivirla.


Ok, semana santa y lo único que sabemos es que recordamos a aquel visitante de los cielos, que vino en paz y luego murió, y enseguida volvió a la vida, y su nombre era…

…ET, el extraterrestre.

Lo anterior es claro la frase del Reverendo Alegría, y adelantándome a los consejos, chéquense el capítulo donde viene ese clip.

Y dejándonos de las tonterías (que va a estar cabrón), todos sabemos que la semana santa representa a siete días dentro de los cuales nos sentimos si no orgullosos, si bastante conformes con el hecho de ser católicos y se convierte en una semana en la que todos decimos “Jesus rules!”…y aplica aunque no sean católicos, porque no creo que nomás por no serlo vayan a dejar pasar la oportunidad de echar la hueva.


Y es que no me dejarán mentir cuando digo que para muchos de nosotros, recalco el muchos o más bien lo pongo como un “no para todos”, son 15 días para descansar de la primaria y la secundaria; para otros, véase los universitarios y desquehacerados (entre los que entro yo) son 8 días para mandar todo al carajo y echar la weba; y por último, para el último sector de la hueva, son 4 días (eso si te dan el jueves y el viernes santo) para dejar de verle la jeta a tu jefe y ponerte bien pedote de jueves a sábado, porque el domingo es el día que se destina para recuperar cualquier clase de líquidos.

¡Qué no!

En fin, en días como estos es cuando digo: ¡Gracias Jesús, danos el pan de cada día…por darnos siete días para echar la hueva…

…por destrozar nuestros tímpanos con tu música…

…crear viejas tan buenas como Kristen Bell (aunque estaría más chido si crearas 500 y las pusieras en la FES Acatlán o en Coacalco)…

…y por líbranos de las invasiones extraterrestres, amén!

Y con esta idea de huevonear me encontraba yo en alguna de las blancas playas del DF, rodeado de elefantes marinos variaciones del manatí que de alguna forma creían ser seres humanos, objetos flotantes color marrón de dudosa procedencia, mi camisa hawaiana, una piña colada en mi mano y un tipo hawaiano con sobrepeso y cara de buen pedo tocando el ukelele:


Y en ese ambiente de tranquilidad me dije a mi mismo: “mi mismo, es momento para descansar, ya has mandado al diablo todo lo relacionado a la escuela; en EEyC ya hay una mujer, de manera que su labor como tal es encargarse de todo y hacerte un omelette cada que sea tu voluntad, encender la TV en el fut, llevarte el periódico hasta tu regazo y sostenerlo en el aire para que ni siquiera tengas que sostenerlo tú, y finalmente, ponerte tus pantuflas en forma de garra en tus calludos y hediondos pies.

(Omitiré la imagen de mis pies)

Fue entonces cuando una llamada de los altos mandos de EEyC me sacó del estado semivegetativo en el que estaba y me dijo que dejara de estar de huevón y les diera algo que publicar. Precisamente en este espíritu de hueva-semanasantera me decidí a escribir sobre lo que siempre pasa en estos días y sobre las formas de sobrellevarlo, ignorarlo y eventualmente, superarlo.

Trauma: Las películas y la programación de Semana Santa. 

Díganme si no es la semana con la peor programación de todo el año, comparable solo con…uhmmm….no, no tiene comparación y definitivamente es la peor programación del año. Y es que desde hace 50 años hasta el día de hoy (y al parecer hasta el fin de los tiempos) la televisión abierta pasa las mismas películas religiosas y moralistas…

“¡Soy el rey del mundooooo!”

…ya saben, “Los diez mandamientos”, “Ben-Hur”, “La virgen y Juan Diego” y para acabarla de chingar, después de esas películas siguen las del inmortal Pedro Infante y rematan con la lucha libre AAA (Que de pura chingadera pelean “El sagrado” y el “Ex-místico” vs. “Averno” y “Mefisto”, rompiéndoles categóricamente la madre los primeros a los segundos). Y creo que muchos de nosotros sufrimos durante los primeros 15 años de existencia la misma rutina durante estos días, lo cual tal vez fue lo que nos hizo aborrecer la ocasión.

Esas claro, son ya las películas de la vieja escuela, porque para tiempos modernos y para llegarle a las nuevas generaciones están  otras cintas como: “El crimen del padre Amaro”, “El cuerpo”, “La pasión de Cristo” y claro, “Los milagros de cristo”:


Por cierto, de las anteriores películas solo recomiendo...bueno, ninguna, pero la de “El cuerpo” está “palomera” y es que tiene un poco de novela policiaca porque pss hay un cadáver, hay asesinatos, hay suicidios, es en Jerusalén…y psss ya saben todo lo que implica hablar de encontrar un cadáver + la iglesia + Jerusalén = madrazos. 

Y para acabarla de chingar, el problema no se queda en la televisión abierta sino que extiende su mancha de aburrimiento a la televisión de paga, y es que ya sabemos que todos los años repiten o de plano, vuelven a hacer los mismos pinches documentales sobre el santo sudario, la sábana santa, el santo grial, los santos clavos, la santa cruz, el santo papel de baño, el santo prepucio (y no es jalada…bueno, si existe pues), y demás cosas santas que pasaron por las manos de Jesús. 

¡Y no se pierdan el estreno mundial de: “La santa tortilla”!

Y ya saben, mandan a un chingo de vatos a investigar las mismas cosas de siempre y al final llegan a la conclusión de que el misterio prevalece, con lo que, lo quieran o no, ponen a todo lo santo o lo derivado de Jesús al mismo nivel que El abominable hombre de las nieves, el monstruo del lago Ness y el chupacabras.

Y por si alguno se niega a creer lo que acabo de decir, una imagen dice más que mil palabras:

Punto establecido.

Recomendaciones:

Las recomendaciones son obviamente mandar al diablo las películas religiosas que ya sabemos de memoria y de las cuales podríamos decir hasta los diálogos de corrido y por que no, intercambiar esos filmes con lo que pasaría exactamente como sus opuestos, es decir, toda aquella película que tenga la palabra “anticristo” o “diablo” en el título o que de plano se llame así, o  un sinnúmero de películas relacionadas de alguna forma con lo religioso, como “Constantine” que la verdad está muy chingona y asumo que muchos de ustedes han visto.

Otra opción es “Todopoderoso” con Jim Carrey, en donde se le da la oportunidad de tener todas las habilidades de dios a un tipo como cualquiera, está chida la película solo la primera mitad, porque el final es extremadamente moralista. ADVERTENCIA: SOLO LA PRIMERA PARTE, porque la continuación tiene un nombre parecido en español y está de la chingada, si de por sí Steve Carrell no s muy chistoso a menos que la haga de tarado, ps imagínense ustedes. Pero les dejo un cacho de la película (lo siento por uno que otro cholo que pudiera sentirse ofendido), píquenle aquí.

Ya para terminar con las comedías, denle una checada a “Little Nicky”, que si bien tiene sus detallitos demasiado gringos (De Adam Sandler al fin de cuentas) como en la parte de Hitler en el infierno…está rescatable en su mayoría. Si de plano les da hueva salir para rentarla o comprarla, les dejo el link para que la vean en Tutubo.

Si no se avientan toda la película, chequen al menos la parte 3, en el minuto 4:10.

“La brújula dorada”, película de fantasía basada en la trilogía “La materia oscura” de Phillip Pullman y que está muchísimo más chingona en mi opinión que “otras” (dejémoslo ahí), y que aborda una temática del alma y cosas así…además, si no la ven por eso…háganlo por otras razones:


Trauma: La vigilia.

En pocas palabras: ¿Por qué diablos no comer carne? Es como si los vegetarianos se apoderaran de los medios de comunicación masiva y te dieran argumentos para estar en contra del maltrato animal y  de todas las atrocidades contra la madre tierra durante siete días seguidos. Y pues…al diablo.

Recomendaciones:

Hacer caso omiso de eso y echarse unos tacos rebosantes en grasa y suciedad de Metro Indios Verdes o similares, acompañados de sus respectivos alcoholes y uno que otro videojuego chingón para pasar el fin de semana en casa.

Además ¿Cuál es el castigo por comer carne? Aún si hay uno, creo que la mayoría de nosotros ya tenemos nuestro lugar bien apartadito en el infierno, y es que, quien no ha mentido, quien no ha robado aunque sea una galleta de la tienda de la esquina, quien no ha nombrado a dios en vano (yo ya llevo como ocho veces en este artículo tan solo), quien no ha deseado la vieja del prójimo, quien no… ¿Cuales faltan?...no sé, pero bueno, no creo que acostumbren a santificar sus fiestas.

¡Así que jueguen, porque Jesús quiere!

(Y en este apartado escribo con nostalgia y pesar, porque mi Xbox está tirado a la chingada y tendré que resignarme a la programación antes descrita)

En fin, solo se me ocurren (porque el coraje y el ardor bloquea mi cerebro) dos videojuegos chingones para que se avienten: uno es “Assassin`s Creed”, que como saben, aborda de cierta forma temas aca medio religiosos, pero psss obviamente le añade un 300% de chingonería en la figura de Al-Tair y de Ezzio Auditore, en la primera, segunda y tercera parte respectivamente.

El otro juego y ya para dar por terminado el artículo de hoy, es “Psi Ops: the mindgate conspiracy” que está cabrón que consigan porque es para el Xbox negro y ps ya es casi casi una antigüedad; pero que si logran conseguir está muy muy chingón, ya que te pone en los zapatos de un cabrón con telequinesis, pyroquinesis, control mental, y otras habilidades que siempre hemos querido tener.

Además de que el soundtrack del juego, cortesía de Cold,  está también de huevos, y con eso los dejo:


Notas del autor:

-Si a alguien le gustó mi oración, estoy pensando en abrir una iglesia en el garage de mi casa, junto a la casa del perro, de 9:00 a 9:05 de la mañana y con la módica cooperación del 20% de su salario mensual. Informes en los medios que aparecen a continuación.

-Si a alguien no le gustó y si ese alguien es alguna clase de fundamentalista religioso con tendencias terroristas, favor de hacer caso omiso al párrafo anterior.

Para cualquier comentario adicional, alabanza, standing ovation, propuesta indecorosa, queja, sugerencia, mentada de madre, amenaza de muerte, pacto de sangre... me encuentran aquí y aquí.

7 comentarios:

  1. Lo chido de las iglesias es la comida sabrosa que venden afuera, ahí le encargo xD

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, sorry por no haberte leído hasta hoy.

    Qué lástima que no pude leerlo en semana santa, de lo que me habia perdido!!

    Leerte es todo un placer!!

    Por cierto, tu Xbox sigue tirado a la ch...? jajaja.

    ResponderEliminar
  3. P.D. Pobre Karina, lo que tiene que hacer para ganarse un lugar en este blog... Pero no abuses eh? Jaja.

    ResponderEliminar
  4. Gracias je, y si, mi xbox sigue descompuesto ya solo me queda el ventilador y los controles!
    Y ps a Karina nomas la estamos poniendo a hacer sandwiches, como debe de! jaja

    O a que vaya por los panecitos de iglesia.

    ResponderEliminar
  5. OYE ESCUCHAME NO ES JUSTO QUE TE BURLES DE DIOS! EL TE DIO LA VIDA GRACIAS A EL ESTAS AQUI VIVO!

    ResponderEliminar
  6. Y PEOR DE JESUS EL DIO LA VIDA PARA SALVARTE! SIN EL TODAS NUESTRAS ALMAS ESTUVIERAN PERDIDAS!!!!!! COMO SE LES OCURRE .

    ResponderEliminar
  7. No te preocupes, nos vamos a ir al Infierno.

    ResponderEliminar