17 may. 2011

La venganza nerd.



Curioso título se preguntarán ustedes…bueno y si no se lo preguntan al menos pongan cara de interés y pretendan fijar su atención en este artículo, así como este guey:


Esperemos cinco segundos a que se puedan concentrar de nuevo.

5, 4, 3, 2, 1…


Listo. Decía lo del título porque todo esto se deriva de una de esas situaciones incómodas en las que por alguna razón, el tema de conversación en su casa (y no hablo de “su casa” en sentido de cortesía sino literalmente de la suya) o en cualquier otro lugar propenso a situaciones incómodas, es tu truculenta infancia nerd de niño (a) matado (a).

Y es que cabe suponer que muchos de los que leen y disfrutan EEyC, tienen gustos, historias, filias, fobias, adicciones y perfiles parecidos a los que tenemos quienes escribimos aquí:


Por lo que el relato y los traumas que compartiré a continuación pueden sonarles parecidos a algunos de ustedes. Ahora bien, para hacer referencia a la palabra “venganza” que también puse en el título y de la que no he hablado ni madre, es necesario preguntarles si alguna vez han regresado al sitio donde cursaron sus primeros años de escuela, en caso de que por alguna razón se hayan largado de ahí; dando por hecho, que al igual que a mí, les fue de la chingada en sus primeros años de escuela.

Revivamos el primer día de escuela primaria de Odraude:

[Efecto de recuerdo muy muy cabrón]

(¿Así o más cabrón?...Y haciendo gala del nerd interno) 

Odraudito se despierta con la sensación de que todo valió madre porque va a entrar a la primaria y todos en el Kinder le dijeron que estaba de la chingada y que ya no te dejaban jugar con cubitos en el receso, además de que todos tienen que ir a un baño grandote mientras el conserje que viste suéter con rayas horizontales negras y rojas los mira con unos ojos extraños mientras orinan; lo que no sabe Odraude y que le servirá de consuelo durante los próximos 15 años o más (porque ahora esta medio guey) de vida escolar es que siempre le dirán lo mismo cuando pase de la primaria a la secundaria, de la secundaria a la prepa, de la prepa se vaya a la chingada un año y de un año tirado a la chingada le dirán lo mismo en la universidad…bueno, con el añadido de que los conserjes en la universidad ya están sindicalizados.

Pero en fin, volvamos con el Odraudito de 6 años que se despierta con un miedo que le ha hecho defecar fea forma sobre la cama, entonces la rutina que durará seis años comienza: se baña (porque ps sería medio grotesco ir lleno de mielda a la escuela), su madre le pone el uniforme de la escuela primaria “Heriberto Enriquez” (nombre que Odraude nunca sabrá a qué chingados se debe y que en este momento le da hueva buscar en interné), el cual consiste en zapatitos de bota negros que ni Forest Gump podría bolear mejor, pantalón azul marino y un horrible suéter gris, acompañado claro por su corbata respectiva (azul marino pa no perder el toque) y el gaffete que contiene los siguientes datos… Nombre: Odraude De la O y Rivadeneira, Grupo: 1º B, Turno: matutino, Dirección: Las estepas #24, Tultitlányork City, Tipo de sangre: A+ y una nota al reverso del gafette que decía: “en caso de emergencia favor de hacerse pendejos porque en realidad queríamos abortar pero ps esa pinche crisis del 89 nos puso en la madre, ustedes saben, el pinche De la Madrid y el pinche Salinas que todavía jodidos como estábamos se les ocurrió hacer el pinche mundial, y luego ese pinche tramposo de Maradona con su pinche “mano de dios” y todavía todo el mundo quiere un hijo suyo, pero en fin y como decía, si hacen que parezca un accidente ps más chido.”

Una vez que Odraudito estuvo listo con su uniforme, su jefa le puso medio litro de limón en el pelo y lo llevó a la escuela primaria no sin antes decirle que no importase lo que todos le dijeran, “el era súper”:


Parece que ya todo pinta de la chingada pero ni siquiera empieza el tormento aún, pues son ya las 7:59 de la mañana y Odraudito por fin deja de llorar y entra a la escuela, todo esto claro, una vez que “El Conejo Pepito”, la botarga mascota de la escuela termina su turno:


Hace una parada rápida en el baño y se quita el pañal extra que llevaba y se lo entrega al conserje del suéter rojo con negro (si existía siempre) quien se lo lleva a la boca y comienza a olerlo con desenfreno. Entonces Odraudito abandona el área después de una corretiza por el baño y llega hasta el salón correspondiente al1º B, que como habrá de repetirse durante toda su vida estudiantil, está “como huevo de perro…hasta atrás y lleno de tierra”. Descubre que hay otros niños y niñas que igual vienen de una corretiza de un baño aledaño y que comparten el mismo pesar de él; entonces Odraudito saca uno de sus cuadernos nuevos que tenían en la portada la imagen de una foca encabronada y lo abre, entonces comienza a buscar sus crayolas que con tanto cariño le habían traído los reyes magos con la nota “a ver si ya se pone a hacer algo este pinche chamaco, aunque sea un dibujo mierdero…pero algo, por dios!” Y el trauma, ahora sí, comienza.

[Abrireste link en una ventana aparte para maximizar la sensación de “¡¡No mames!”]

Porque aparece la escena nada más y nada menos que el primero de alrededor de 50 Némesis de Odraudito en la primaria y secundaria… ¡Edwin! …


… y aparece con un record de dos años repitiendo el primer año de primaria, luciendo una cicatriz en el ojo izquierdo, tres puntos tatuados en su mano derecha y un historial de 50 peleas: 48 ganadas, 2 empates (con tipos de sexto y con el sol en contra) y 47 por la vía del cloroformo.

Fijando con sus ojos rojos que se entreabrían por las ojeras de las ojeras en el pequeño e inocente Odraudito que estaba de espaldas a él, Edwin acerca su hocico desbordante de saliva hasta la espalda de Odraudito, tantea la mochila de este hasta encontrar SUS CRAYOLAS NUEVESITAS Y DE 20 COLORES, romperlas por la mitad, sacarlas de la mochila y aventarlas lo más lejos de Odraudito mientras a esté le propina un “falcon punch” que hace que las madres tanto de Edwin como de Odraudito se presenten en el primer día de clases de la primaria…aunque en realidad no eran ni las 8:30 y todos sabemos que las jefas se quedan hasta la 1 de la tarde el primer día…por lo que el veredicto del director de la escuela es: 

“Señora lamento informarle que su hijo es un holgazán…y será un holgazán el resto de su vida… ¡Ningún De la O y Rivadeneira ha trascendido jamás en la historia de Tultitlányork City jamás!! … Ah, cierto y un morro se lo acaba de madrear, ya le pusimos hielo, le hicimos una cirugía pre-reconstructiva y recuperamos cuatro de sus dientes…pero no se preocupe, la dentadura de Odraudito quedó bastante bien… ¿Qué no, Odraudito?

-¡Tiiiiiii!

Y la misma historia se repitió, desgraciadamente para Odraudito, durante el resto el ciclo escolar de primer año…

…de 2º, de 3º, de 4º y bueno, hasta la preparatoria (ósea que imagínense la salud bucal de Odraude hoy en día).

Además de que Odraudito, el Odraude-puberto y el Odraude ya con peligros en el barrio tuvieron que soportar esto durante todos los días hasta que llegaron a un lugar olvidado por el señor de los vivales e infestado de otros nerds, hijos no deseados, ovejas negras, pedazos de aborto y lastres de la sociedad llamado…edificio A-9 y más específicamente, licenciatura en comunicación, y todavía más específicamente EEyC.

Y se preguntarán, más los que sí se identifican con esto: ¿Qué no este artículo debería darme ánimos en lugar de recordarme todos esos momentos que me han costado miles de pesos en terapias psicológicas? Pues bien, fíjense que hace no mucho volví a los rumbos en los que transcurrí los no tan felices años de mi infancia llena de madrazos, hielocos, albums de Dragon Ball que nunca terminaba, 150 pokemones que después se hicieron 300 y que después 600 y ya después perdió la cuenta...y me dirigí a la zona nostálgica de la escuela primaria donde tan mal la pasé y no sé si por casualidad me encontré con Edwin, y descubrí, al igual que Adam Sandler en “Locos de Ira”, que se había vuelto budista.

Bueno no, pero me encontré con algo mejor, con un Edwin teniendo que trabajar como idiota y partirse el culo para llevarle de comer a los tres hijos que tiene ya mediante el usufructo de su maldito bici taxi, todo mientras pelea con su inminente calva…y no digo que el trabajar para mantener a una familia sea malo ni me burlo de ello, bueno, en este caso sí, pero…jaja…esa es precisamente la venganza de la que hablo. Porque la gente que es humillada durante sus primeros años por hijos de la chingada como el que acabo de referir, generalmente crece para demostrar que lo chingones que son y digo, no es generalizando pero si es muy común que nos encontremos a todos esos tarados que nos hacían la vida imposible en años anteriores y que quizás causaron daños irreparables…pero verlos que están pagando por sus pendejadas ahora es un deleite como ninguno otro…ahora, si alguien cree que el karma tiene algo que ver y que todo lo que me burle se me regresará, solo le digo esto:


Y ejemplos de que los exnerds generalmente, y aclaro un chingo de veces que no generalizo para no herir a nadie, siempre obtienen una venganza muchísimo más chingona abundan en todas partes, en la TV, el cine, etc. Obsérvenlo ustedes mismos:

El ejemplo más claro y actual del triunfo de los nerd por sobre todos los demás lo tenemos en “The Big Bang Theory” porque a pesar de que los personajes son en sí mismos unos matados sin remedio, al final siempre se salen con la suya y pues, tenemos personajes tales como Sheldon Cooper que te dicen pendejo “a grosso modo” y aún así lo ves, de algo por el estilo habló Slaughter en este artículo hace ya algún tiempo.

Y no hace falta mencionar que en casi todas las películas gringas (no porque no pase en otros sitios) los realizadores se trauman con sus complejos de nerds preparatorianos y hacen la misma película de los mismos gueyes que están a punto de salir de la prepa y quieren coger antes de entrar a la universidad y bueno….ejemplos hay un chingero y mencionarlos estaría de hueva pero pensemos en “Superbad”, por supuesto “American Pie” y el ejemplo más chingón y a punto de ser echado a la mierda  por la vía del remake (según las fuentes) “Back to the future”:


Otro ejemplo y que sirve de recomendación en este artículo es el capítulo “La últimatentación de Homero” y que de paso está de huevos. Y además otro capítulo llamado “Los motivos del abusón”, en el que es Lisa quien experimenta con su abusona respectiva, encontrando una causa científica en el asunto. Enjoy!

Por eso dedico este artículo a todos aquellos que de una forma u otra y en mayor o menor cantidad, pasaron por lo mismo que yo. Y en el caso de que alguien como Edwinsito lea esto, este artículo también es para él, aunque en su caso ha estado leyendo como pendejo pues todo lo que he escrito podría resumirse con dos monosílabos y la siguiente expresión:

¡HA HA!

Paradójicamente esa frase es de Nelson Muntz, quien sería precisamente el estereotipo del gandalla del que he hablado…pero bueno, tomemos en cuenta de que es un personaje creado por Matt Groening, quien tal vez pasó por alguno de los episodios antes referidos. 

Odraude aún sufre de ataques epilépticos y trastorno bipolar cada vez que alguien quiebra una crayola en su presencia, para cualquier solución o ayuda psicológica, lo encuentran aquí y aquí.



¿Te gustaría escribir con nosotros y ser más famoso en España que en tu casa? Es sencillo, sólo envía un correo a carlosawyer@gmail.com en el que incluyas un artículo con el formato que usamos en el blog (o sea párrafos graciosos separados por imágenes graciosas) diciéndonos las 5 razones por las que deberías ser escritor de EEyC. ¡Estamos desesperados y sólo TÚ puedes salvarnos!

4 comentarios:

  1. Haha el mensaje atrás de tu gafete está bien cabrón hahaha

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, me encantó!!

    Soy adicta a leerte, eso me convierte en nerd? =)

    Odraudito peinado con medio litro de limón, jajajaja. Porquè no pusiste una fotito de cuando tenias 6 años? Ternuritaaa!

    P.D. Disculpa por no haberte comentado antes, ya sabes esto de ser nerd... Jajaja.

    ResponderEliminar
  3. No mames, también eres de tultitlan que padre

    ResponderEliminar