6 jul. 2011

No es irónico?



Seguramente no, porque son extremadamente pocos aquellos que en verdad entienden lo que es la ironía y el Internet no ayuda pero para nada.

Crees que una señal de tránsito que dice “Fin del camino” frente a un cementerio es irónico? Entonces sigue leyendo.

Voy a tratar de explicar lo que es uno de los conceptos más complejos y hermosos con los que se ha topado el cerebro humano desde que inventó la hamburguesa con queso y el sexo de reconciliación. Siéntanse libres de dejar de leer cuando se aburran o su cerebro se vuelva licuado de guayaba; seguramente habrá un nuevo episodio de… uhm… no sé, el programa más estúpido que haya en la televisión actualmente que los ayudara a sentirse inteligentes de nuevo. Pero no se preocupen, como un calificado y certificado experto en canceles para baño, los ayudaré a surfear a través del maravilloso mundo de la ironía.


También voy a citar bastante material ajeno en vez de inventar mis propias conclusiones porque aparentemente el mundo funciona así: Si a ti se te ocurre y no hay nadie más que lo apoye, eres un imbécil, pero si alguien famoso lo dijo antes y tú estás al tanto de que lo dijo, entonces eres el amo del universo porque tengo el nivel de atención de un mosquito así que olvidé cómo iba a terminar ese enunciado.


“Al no confiar en ningún hombre como su amigo, él no pudo reconocer a su enemigo cuando éste último apareció realmente.”

 Por qué estoy hablando de ironía?

Porque como he sido nombrado Sumo Pontífice por la iglesia que yo mismo fundé en mi habitación hace dos meses y de la que soy el único miembro --es una religión muy exclusiva--, puedo hablar de lo que me dé mi sacrosanta voluntad. Pero para ser más específicos, por esta noticia, en la que un motociclista que se encontraba en un convoy de motos en protesta contra el uso obligatorio del casco para los motociclistas, murió al perder el control de su moto, caer de cabeza contra el pavimento y matarse.

Ahora, mientras esta nota en particular no menciona nada acerca de la ironía, hay otros sitios en los que sí se menciona, y mucha gente pensaría de inmediato “Oh qué irónico, estaba en una protesta contra el uso del casco y se murió por no usar casco.” Pero mi cerebro superior (al de una ardilla) y la falta de medicación antipsicótica me hizo pensar “Eso suena irónico… pero de verdad lo es? Es esto ironía? Así luce la ironía?”

ASÍ LUCE LA IRONÍA, DOCTORAAAAA??? EEEEH??!!! ASÍ LUCEEEEE??!!!!

La mayoría de las personas no comprende realmente la ironía porque simplemente no le interesa saber lo que es la ironía. Alguna vez se han preguntado qué significa la palabra bizarro? Seguramente cuando alguien les dice “bizarro” lo primero que se imaginan es esto:

Y si no, deben huir de inmediato de esta página o podrían contagiarse con nerdosis.

Porque la gente cree que bizarro significa raro o amorfo o extraño, cuando en realidad deberían estarse imaginando esto:


Pues la verdadera definición de bizarro es “Valiente, generoso y/o espléndido”, pero la realidad es que no importa porque la gente seguirá pensando que bizarro significa algo verdaderamente raro porque la gente en serio es necia y pendeja y algún día el significado de la palabra cambiará.

Lo mismo ocurre con la palabra “ironía”, cualquiera le da el significado que quiere y a nadie le importa realmente. El problema se complica aún más porque el verdadero significado de la ironía es verdaderamente complejo.

Traten de recordar Inception de principio a fin mientras se la explican a un amigo en voz alta. La ironía es todavía más compleja que eso.

 Qué no es ironía?

La ironía no es coincidencia.

Como en la primera imagen que utilicé en este artículo, mucha gente confunde la ironía con coincidencias demasiado apropiadas. Un letrero que dice “fin del camino” frente a un cementerio no es irónico, es una coincidencia, apropiada y hasta divertida, pero una coincidencia al fin.

La ironía no es mala suerte.




La ironía tampoco es algo que uno no esperaría que sucediera. Que te mate un rayo rojo de metal de algún espectacular no es una ironía, es un accidente; que ocurra frente a una señal que ilustra un fenómeno parecido, aunque con un significado diferente, no es una ironía, es una coincidencia, simple mala suerte.


La ironía no es una forma de broma.


Una forma de decir que algo no era en serio tampoco es ironía, si bien tiene un poco que ver (más de esto en unos minutos).


La ironía definitivamente no es nada de lo que menciona Alanis Morissette en su canción Ironic.


Lo que es irónico.


Pero por estar bonita, medio te perdono. Medio.

 Entonces, qué es la ironía?

Según la RAE, Wikipedia y cientos de fuentes académicas y pseudoacadémicas, la ironía es una forma retórica en la que se dice lo contrario de lo que realmente es. Esa es la forma verbal de la ironía y ésta se divide en varias formas.


Por ejemplo, Sócrates utilizaba una forma de ironía verbal en la que fingía ser un pendejo total sobre un tema y comenzaba a hacer preguntas al respecto que su interlocutor respondía creyéndose superior a Sócrates, sólo para darse cuenta en la última pregunta que Sócrates lo había estado guiando hacia una trampa en la que terminaría diciendo exactamente lo que Sócrates quería porque él en verdad era el puto amo y sabía más del tema de lo que demostraba con palabras. Es decir, Sócrates, por medio de acciones y palabras, daba a entender algo que era opuesto a la realidad.


Sócrates fue un bastardo y el primer troll.

Pero todos sabemos que lo académico vale pito porque no es toda la vida, lo académico sólo es una parte de la vida y es una de las partes que más apesta. Por eso no es suficiente.

Como mencioné antes, decir algo que supuestamente no es en serio, no es ironía. Por ejemplo, decirle a alguien “Oh no… en realidad no veo porno zoofílica, estaba siendo irónico” cuando en realidad sí la ves, no es ironía, es una mentira vil y miserable y tú lo sabes, cerdo enfermo.

Sin embargo, el sarcasmo, en donde dices “Pero claaaaro que no ves porno zoofíilica, eres una persona taaaaan fina” usando el acento, la modulación de voz y el lenguaje corporal para denotar que esta afirmación no es cierta sí es ironía, pero no es toda la ironía. El sarcasmo sólo es una diminuta fracción de lo que es la ironía y es una de las formas más simples, aunque no por ello menos gratificantes.

Aquí sólo se ejemplifica la ironía verbal, pero todos sabemos que la ironía va más allá de la palabra, qué hay de los sucesos irónicos?

 Estamos bien hasta este punto? Aún están  leyendo? Aún no se han aburrido? Bien.

Nuestro siguiente invitado para explicar la ironía es George Carlin.

El hombre sabe de lo que habla.

De acuerdo a George Carlin, la ironía lidia con los opuestos. No es algo que no se espera, no tiene nada que ver con las coincidencias, no es necesariamente algo que salga mal. Carlin define la ironía como “Un estado de asuntos que es lo opuesto a lo que era esperado; un resultado opuesto a, y que ocurre como burla de, el resultado apropiado.


‘Por ejemplo, si un diabético de camino a comprar insulina es atropellado por un camión, es víctima de un accidente. Si el camión transportaba azúcar, es víctima de una coincidencia extrañamente poética. Pero si el camión transportaba insulina, ah! Entonces es víctima de la ironía.”


Por qué si muere por un camión que transporta azúcar es víctima de una coincidencia poética pero si muere por un camión que transportaba insulina es irónico? Porque el resultado apropiado sería que la insulina le salvara la vida pero, por el contrario y como burla, el accidente que le costó la vida involucró aquello que debía salvarlo. Es lo contrario al resultado esperado y ocurre como burla.


En otro ejemplo, si un kurdo que, después de sobrevivir a una sangrienta batalla contra el ejército de Saddam Hussein*  y tras un largo y peligroso escape a través de las montañas, es aplastado y matado por una carga en paracaídas de ayuda humanitaria, eso es ironía a lo grande.



Ando falto de imágenes irónicas así que voy a poner un pato, bien? Bien.

La ironía no tiene que ver sólo con gente muriéndose, aunque es más sencillo detectarla en esos casos. En la película del grupo cómico Monty Python, Life of Brian, en la que Brian es confundido constantemente con Jesús, ocurre lo siguiente.




En caso de que no entiendan porque está en inglés les explico.


La gente confunde a Brian con Jesús, así que van a obtener respuestas e indicaciones de su mesías. Entonces Brian le dice a una muchedumbre expectante que deben pensar por sí mismos, que todos son individuos. La muchedumbre responde al unísono “Sí, todos somos individuos!” Brian les dice que todos son diferentes. La muchedumbre responde “Sí, todos somos diferentes!” Excepto por un hombre que tras unos segundos de silencio dice con cara confundida “Yo no”.


La ironía está en que, cuando Brian les dice que todos son diferentes y todos afirman que son diferentes se vuelven iguales, y este pequeño hombre que asegura que no es diferente, resulta ser diferente precisamente por decir que es igual. Esto es no sólo una ironía, también es una paradoja (otro término medio complicado porque involucra joder con la lógica).


Y la lógica es algo con lo que uno no quiere joder.

Opuestos, lo contrario al resultado esperado y que sirve como burla de éste.

El problema con la ironía situacional es que no puede ser creada (a diferencia del sarcasmo que es completamente creado), sólo es observada. Por eso es tan difícil pensar en cosas que serían irónicas, si bien no es imposible. Por ejemplo en novelas y cosas así uno puede crear situaciones irónicas porque tiene control total de lo que ocurre, pero en el mundo real uno debe esperar a que el evento ocurra para poder decir:

-Oh, eso es irónico
-Claro que no. Eso no es la ironía, acaso eres imbécil?
-Por su puesto que es irónico, maldito mandril.

Y así.

 “Estoy aburrido y confundido, no has dicho un solo chiste de pitos ni has puesto un solo par de pechugas suculentas para mantener mi atención. Me vas a decir ya si la noticia que viste es irónica o no?”

Pues bien, tras un profundo análisis acompañado de un profundo consumo de alcohol, llegué a la conclusión de que lo que le pasó al pobre motociclista no fue irónico.





Sí, es evidente que morir por no usar casco en una protesta en contra del uso obligatorio del casco es como una burla pues la idea era demostrar que no pasa nada si no se usa casco, no? Sin embargo el resultado esperado no era ese. El resultado esperado era que alguien muriera por no usar casco en un accidente de motos. Es lo que uno espera al ver a alguien manejando una motocicleta sin casco. Era el resultado esperado, que ocurriera durante una protesta en contra del uso del casco fue simplemente una coincidencia extremadamente apropiada, divertida y poética que destruyó el objetivo de la protesta, pero era el resultado esperado. No hubo un opuesto.


Por el contrario, si el accidente hubiera ocurrido durante una demostración de que usar casco salva vidas, y (esta es la parte importante) el casco se hubiera  atorado en la defensa de un auto y hubieran arrastrado al motociclista hasta matarlo, entonces habría ironía, pues aquello que debía salvarlo fue la causa de su muerte, y hubiera resonado aún más al ocurrir en un evento que pretendía demostrar que el casco salva vidas, aunque eso sería, como en la noticia, una coincidencia divertida, si bien nada apropiada.


En este ejemplo existe lo esperado (que el casco salve vidas) y el opuesto que sirve como burla al resultado apropiado (que muriera por usar casco). En el caso de la noticia, sólo existe la burla. Es más como decir “te lo dije” de la manera más extrema posible.


Aún trato de comprender por qué siempre pienso estas cosas en el baño.

 Conclusión.

La ironía en general sirve para crear debates en Internet sobre si algo es irónico o no; muchas veces la ironía depende de los involucrados, las circunstancias, los observadores, la subjetividad y lo awebonado que uno esté para pensar en la ironía.

Así que cállate. Deja de hablar de ironía, la entiendas o no (y espero que ahora la entiendan, a pesar de que yo aún no la entiendo por completo), hablar de ironía es lo más estúpido que existe. Cuando no la entiendes simplemente quedas como un imbécil y cuando la entiendes y le dices a alguien que está usando mal el término solamente estás tratando de parecer más inteligente que el otro, lo cual es bastante triste. Es el equivalente a comprarte un Ferrari porque tienes el pito pequeño, sólo que no tienes un Ferrari.

Mientras yo me estaba rompiendo el cráneo tratando de comprender la ironía y buscando ejemplos de lo que es y lo que no es ironía, y explicaba por qué este evento no fue irónico, ustedes estaban haciendo cosas más interesantes como celebrar alguna fiesta, comer Cheetos, montar motos acuáticas o tener sexo increíble porque ustedes sí tienen pareja.

En la imagen: Valiéndole madre la ironía.

*Nota de Ater: Los ejemplos están algo pasados de moda.

No trates de debatir con Cacrena sobre si la noticia fue irónica o no, Ater está en lo correcto… o acaso quieres que todos se enteren de que tu pito es pequeño y no tienes dinero para comprarte un Ferrari?

4 comentarios:

  1. No puedo dejar de ver al pato...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ¿sería irónico que...? nahh, mejor grabo el sonido de grillos y la foto del pato, güen post!!

    ResponderEliminar
  4. ahhh mi cabeza pensar duele ahhhh dolor ahhh Mi pregunta es si todo este articulo dicta que la ironia se puede crear si se anteponen dos elementos opuestos sobre la tension de circuntancias extrañas que permitan un resultado no esperado a la logica particular de cualquiera de los dos elementos, a diferencia del sacarsmo que entendi que es propiamente de caracter ficcticio por construirse de elementos poeticos no casuales por parte usuario creador. Si asi son los conceptos que carajos trato de hacer yo a todo este comentario si un chiste, critica, opinion queja a este articulo o ese dolor que siento en mi cabeza es que leer EEyC me hace inteligente ahhh cabeza ahhhhh pensar ahhhhhhhh NO ENTIENDO ahhhhh

    ResponderEliminar