26 oct. 2011

¿Cómo saber si tú liga de fútbol es mediocre?



Respuesta = Cuando tu hija gasta $2500 pesos en su vestido de XV años de las Chivas…

…o cuando disfrutas de un rico pastel de “canpeones”.


Antes de empezar a desahogar al Odraude pambolero y director técnico de domingos que, créanme, llevo dentro. Es puntual que me queje de otra cosa y que clame igual por otra.

Y es que en realidad creo que alguien en EEyC debería de fungir como editor en serio y regular las temáticas que hacemos, es decir, esta semanas hemos hablado de monjes cocainómanos, como no actuar so pena de parecer un completo imbécil, dictadores que son o no son, y de ahí hemos pasado a crudas y fatigosas lecciones de vida que ni el idiota de Roberto Benigni podría arruinar…

...o tal vez sí.

Ahora regreso al tema que nos cruje el día de hoy, clamando eso sí porque alguien aquí contrate un corrector o editor de estilo, ya que está muy cabrón que “X” regrese de su planeta puesto que su experiencia en la tierra fue muy poco satisfactoria respecto a su experimento para probar que la gran mayoría de los humanos no son unos completos idiotas.

Les cuento que era viernes y yo estaba de huevón en la redacción de EEyC viendo el fútbol en la televisión de bulbos que el jefe tiene desde 1975 (la cual espera algún día valga dos pesos) y no pude evitar ver el partido de México vs. Trinidad y Tobago, el cual, por si no lo vieron, quedó 0-0.

¿Hay algo extraño en eso?... Sí, y es que si la lógica obedeciera diría que debería haber sido una goliza monumental a los trinitarios, y no es por ofender (bueno, sí) pero hay que aceptar que si la liga mexicana es mediocre, la liga trinitaria es lo que le sigue. Pero jodida y todo les pusieron en la madre a los de la selección mexicana.

Vamonos por partes: La liga mexicana es mediocre porque…

-“La selección (o la liga) somos todos.”



No, de hecho no lo somos.

Soy, eres y somos los idiotas que les regalan dinero en alcohol, publicidad y contratos millonarios a las televisoras y empresas controladoras del sistema capitalista; sin mencionar a todas las playeras de “San Osvaldo” circula en el comercio informal. Y no me quejo de eso, estoy a favor de que alguien se aproveche de los demás y se haga millonario por eso…yo lo haría y tú (aunque seas hippie-comunista) lo harías (todos tenemos un precio diría Leonardo Di Caprio, digo Howard Hughes), así que debemos aceptar nuestro papel.

Por ello no somos la selección, somos los idiotas sobre los que descansan los sueldos de los futbolistas, sus automóviles últimos modelo que bien podrían ser otorgados a quien en realidad contribuya a la sociedad, y todo lo demás.

O si como dicen somos la selección…pues cualquiera podría, y sería sensato, exigir salir y coger con las “mamasonas” con las que salen y cogen los futbolistas:

Bueno, ella sale con el putete de Ashley Cole. Pero queda claro ¿no?


O lo que se estaba comiendo, o se coma, el Cuauh.

También me gustaría tener, en aras de él “todos somos” y por ende del “todos compartimos o tenemos” los huevos, el alcohol y el baro para cambiar mi Bentley solo porque en el país a donde vamos a jugar se maneja del lado derecho y no del izquierdo (obviamente me refiero a Cristiano Ronaldo), o para desmadrar mi Ferrari, solo por el gusto de hacerlo, al más puro “Lady Di Style”:

Casos así hay en México, pero CR7 ejemplifica estúpidamente bien el argumento.


-Por el sistema de descenso.



Otrora existían unas cosas en México que se llamaban “torneos largos” y que siguen existiendo en casi todo el mundo excepto aquí, Estados Unidos (aunque ahí tiene una muy bien arraigada razón mercadológica de ser con lo que son las conferencias del este, oestre y los play offs…y todo eso), y en uno que otro país interesado en el baro y no en el pambol.

Los llamados torneos largos, duran casi un año y son simples: ganaba el más chingón y descendía el más pendejo. Tan simple como eso.

Pero en algún punto del espacio-tiempo, a alguien se le ocurrió “¿y por qué no dividir el torneo en dos y sacar el doble de baro?” Lo hicieron y funciona.

Claro se saca más baro y estoy a favor de ello (y no me contradigo con el punto anterior) apoyo que saquen baro de nuestras panzas cheleras y golpes a nuestras esposas por no traer los nachos a tiempo. Lo que desapruebo de los torneos cortos y del sistema de descenso sea que se haya convertido en un ciclo en el que siempre ascienden y/o descienden los mismos equipos; o si suben o bajan otros es porque los jugadores de los equipos  de siempre fueron adquiridos por este nuevo equipo.

Y no como antes en los que los equipos pendejos que descendían tenían que vérselas para subir de nuevo o seguir en la mediocridad de las ligas inferiores, o todavía descender más. Siendo ejemplo claro los equipos de segundas o terceras divisiones que tiene estadios medianamente chingones, antaños y casi en ruinas, pero que recuerdan sus viejas glorias. Ejemplo de esto es el Zacatepéc (que tiene un reality show chafísima en una cadena de tv por cable) o el Toros Neza, que aunque ahí viene de nuevo, todo el mundo recuerda con nostalgia en Neza 86 o la madriza que se dieron contra los jamaiquinos.

Y si siguen subiendo y bajando los mismos equipos se hace una monotonía increíblemente disfrutable que podría tener revanchas de equipos ex pendejos bastante agradables. Por ejemplo, en otros países donde sí hay torneos largos y no hay sistema de cociente, es decir, que desciende el más pendejo del año, se dan casos en los que uno de los equipos más representativos desciende. Como lo es el caso actual de River Plate en Argentina:


Otros ejemplos como los de la Juventus de Turín que me la mandaron a la chingada en 2005 por arreglar partidos (en , como el Atlético de Madrid que descendió en el 2000 o el Lyon, etc. O como los de otros equipos clásicos como el equipo alemán 1860 Munich, que es el clásico rival del Bayern Munich, pero que por ser tan idiota permanece en segunda división y ahí se quedará otro rato.

[Y si alguien se dio cuenta, el link anterior es de un foro de aficionados de River para consolarse de que no han sido los únicos grandes que descendieron…digo, es difícil darse cuenta de esos detalles cuando lo primero que ves en una página de internet son un par de enormes y antojables tetas]


¿Lo ven?

-Por sus comentaristas.


James Earl Jones: Interrumpimos la señal de tetas para llevarles en vivo y en directo la primera y esperemos octogésima novena entrega del Mono Aullador a lo peor de la narración deportiva. Y para presentar el premio…James Franco que me vale madre y Anne Hatta…hetta… ¡esa vieja que se cae de buena y que será Gatúbela!

AH: Cada año, el Mono Aullador se le entrega a los peores comentarios en transmisiones de fútbol, y este año no fue la excepción, ¡¿verdad tú, pendejo que junto con Sam Raimi arruinaron Spiderman?!

JF: [cachetada en vivo] ¡Cállate pendeja!…

…y los nominados son:

-Javier Alarcón con… “¡¡¡Maldita sea, no puede ser!!!”


-Don Rober con… “¡¡Gol de Globito!!”


-Christian Martinoli con… “Una cucaracha impresionante.”


-Jorge Campos, Luis García y Christian Martinoli con… “¡Qué le pasó a Mambina!


-Y, Vanessa “sepa la chingada” con… “Soft Porn involuntario a las 8:47 am”


JF: Y el Mono Aullador…literalmente va para…

…Vanessa “sepa la chingada quién es pero está sabrosa” y  “Soft Porn involuntario a las 8:47 am.”

-Por su intro musical.

Estamos de acuerdo en que lo primero que antes de un partido queremos ver tres cosas (no necesariamente en este orden): tetas, alcohol y un intro futbolero chingón. Y hasta en eso la liga mexicana vale madre, les pongo solo dos casos para contrastar: la Barclays Premier League de Inglaterra y la Bundesliga alemana. Chequen:


Liga mexicana (y digan que ya no tienen la canción de Daddy Yankee, se las dejo porsi quieren atrofiarse los oídos):


Bundesliga (medio chignon…como que motiva el puro intro):


Y ahora si la mejor a mi parecer, la Barclays, y es que hay un mar de diferencia entre Daddy Yankee abriendo una transmisión a Kasabian haciendo lo propio:


Y solo para complementar la parte musical del artículo de hoy mencionaré el sonado caso de la censura (con “c”) a Molotov por parte de Televisa. Lo que fue una completa estupidez desde el momento en que a un tipo sumamente idiota se le ocurrió contratar a Molotov con el fin de componer una canción para tus transmisiones de fútbol. Es como si los productores de Plaza Sesamo contrataran a Slipknot para su nuevo jingle

Increíble pero cierto, los idiotas no se dieron cuenta de que toda la canción era un albur del tamaño de la cacota que tienen por cerebros (los que contrataron a Molotov para este vídeo, no ustedes queridos y apreciados lectores). Chequen:


Por todo esto y más, la liga mexicana es y seguirá siendo una reverenda chingadera. Y por todo eso y aún más, existiremos quienes compraremos vestidos de las Chivas para nuestras hijas, disfrutaremos de pastelitos de “canpiones”, nombraremos a nuestros hijos como futbolistas (véase Omán Biyik, Zaguiño, Michael Jackson Quiñones, etc.) y habremos todavía algunos otros idiotas que veamos el pambol mexicano domingo a domingo con la misma pasión y complejos de entrenadores que siempre. Todo por eso…


Pese a todo, Odraude disfruta de la mediocridad del pambol mexicano puesto que su sueño truncado de ser futbolista le impide odiar el balonpie; para cualquier comentario o “hayyy retaaaa”, lo encuentran aquí y aquí.

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser más famoso en España que en tu casa? Es sencillo, sólo envía un correo a carlosawyer@gmail.com en el que incluyas un artículo con el formato que usamos en el blog (o sea párrafos graciosos separados por imágenes graciosas) diciéndonos las 5 razones por las que deberías ser escritor de EEyC ¡ Estamos desesperados y sólo TÚ puedes salvarnos!

2 comentarios:

  1. hahahahahhaha me superreketecawo de la risssaaaaa!!!!! io diwo que el video de la liga mexicana esta mas bonita !!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya vas a empezar de indignado? Todavía de que les doy libertad de acción y elección de temas para que ampliemos nuestro público... pero va, para la proxima semana quiero un artículo sobre la elección del Jimmy Carter el 2 de noviembre de 1976. Y ay de ti si escribes "sensura" en vez de "censura"!

    ResponderEliminar